Público
Público

El tiempo y la falta de reclamos como el de Stieg Larsson aguan la Feria del Libro de Madrid

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Feria del Libro de Madrid no ha vivido este año su mejor edición. El calor excesivo de algunos días, la lluvia de esta semana y, quizá, la ausencia de títulos que sirvieran de claro reclamo, como sucedió en 2009 con Stieg Larsson, hacen prever que los resultados no serán buenos.

El balance final de la Feria se difundirá mañana, con datos facilitados por los 408 expositores que participan en este gran encuentro cultural, pero, hoy, varios libreros y editores dijeron a EFE que las ventas no han ido bien, sobre todo si se comparan con las del año pasado, que fue "extraordinario; el mejor en décadas", aseguraba Álex Portero, de la librería Fuentetaja.

"El puente del Corpus no nos benefició, ni tampoco lo han hecho el calor, la lluvia y la crisis", afirmaba Antonio Méndez, dueño de la librería Méndez, quien acude a un prudente "dejémoslo en regular", cuando se le pregunta cómo ha ido esta edición. Aunque luego añade: "para ser sinceros, nos ha ido mal".

Casi todos los años llueve y hace calor en la Feria. ¿Por qué, entonces, unas ediciones son mejores en ventas que otras? Vicente Higuera, de la librería Santander, cree tener la respuesta: entre las novedades literarias de este año "no ha habido libros tan llamativos" como la trilogía "Millennium", de Stieg Larsson; la serie "Crepúsculo", de Stephenie Meyer, o "La mano de Fátima", de Ildefonso Falcones.

En términos parecidos se expresaba Antonio Méndez, para quien también "funcionó muy bien" en 2009 "La soledad de los números primos", de Paolo Giordano, además de los ya mencionados Larsson y Falcones.

En la edición que mañana cierra sus puertas ha habido por supuesto novelas triunfadoras, y, según los libreros consultados por Efe, entre las obras más vendidas se sitúan "El asedio", de Arturo Pérez-Reverte, que el domingo pasado firmó centenares de ejemplares de sus libros, después de trece años sin pisar la Feria, y "El tiempo entre costuras", de María Dueñas.

Matilde Asensi, con su novela "Venganza en Sevilla", y Julia Navarro, con "Dime quién soy", figuran también entre los escritores que han conquistado más lectores en la Feria y entre los que más han firmado. Ambas han tenido colas considerables.

Aunque hoy, sábado, la reina de las firmas ha sido la escritora estadounidense Cassandra Clare, cuya trilogía fantástica "Cazadores de sombras" ha vendido en España más de 85.000 ejemplares.

Desde primera hora de la mañana había ya una larga cola ante la caseta en la que firmaba Clare, formada sobre todo por chicas jóvenes.

Las primeras en conseguir hablar con la escritora fueron Carmen y Lourdes, dos amigas procedentes de Jerez (Cádiz), que se habían pasado la noche entera viajando en autobús hacia Madrid y que desde las ocho y media de la mañana esperaban ilusionadas que les atendiera la autora.

Como le decían a Efe, "ni el sueño ni la lluvia" les importaba, si al final lograban ver a esa mujer que las traslada a "mundos distintos".

Las colas dan mucho de sí, incluso para entablar una amistad, y eso fue lo que les sucedió a Azahara, Cristina y Patricia mientras aguardaban la firma. "Cassandra Clare escribe muy bien, tiene puntos divertidos y te sumerge en un mundo fuera de lo normal", le decía a Efe la primera.

En la caseta de la editorial Tusquets también reconocían que la edición de 2009 "fue mejor", aunque este año "no ha ido del todo mal". John Irving, Murakami y Mankel han sido sus autores de mayor éxito en la Feria, según comentaba Manuel Gil.

"La lluvia ha influido y el puente del Corpus no ha sido tan bueno como esperábamos", le decía a Efe Marta Cobo, jefa de ventas de Random House Mondadori, para quien los libros triunfadores de su grupo han sido los de Julia Navarro, la autobiografía de Félix de Azúa y "La mecánica del corazón", de Mathias Malzieu.

Los nombres de Julia Navarro, Pérez-Reverte, María Dueñas y Matilde Asensi se repetían cada vez que Efe preguntaba por los autores que más habían vendido, aunque en esta edición han reinado, además, los escritores nórdicos, invitados de honor de la Feria, como señalaba Juan José Asenjo, de la librería Felipe.

Superado ya el fenómeno Larsson, los libreros han visto cómo se les agotaban varios títulos de los escritores nórdicos, quienes, además de sus excelentes novelas, han traído a la Feria el frío y la lluvia tan propios de sus países.