Publicado: 09.11.2014 17:39 |Actualizado: 09.11.2014 17:39

Y tú, ¿qué has votado este 9-N?

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La imposibilidad de realizar una consulta con todas las garantías legales y la organización necesaria, que ahora critican los que no han permitido que se realizara, ha producido que alguna gente, por tener el DNI caducado, con la dirección distinta a su lugar actual de residencia no pudieran votar, cosa que podrán hacer a partir del día 10 hasta el 25 de noviembre. Salvo incidentes aislados, ha sido un día festivo que todos quisieron inmortalizar con las cámaras de sus móviles.

Robert Campbell es editor de revistas y libros sobre la enseñanza del inglés, además de un cantautor que actúa con un trío que lleva su nombre. Nació hace 59 años en Edimburgo (Escocia), y nos dice: "No he podido votar en el referéndum de Escocia por no ser residente en el país. Estaba entusiasmado cuando me dijeron que podía votar en la consulta de Catalunya (hay pocas oportunidades para que los extranjeros votemos aquí) y fui uno de los primeros en registrarme. Estoy triste porque el 9-N no va a ser la consulta que queríamos en principio, pero creo que es importante tener voz, especialmente cuando parece que hay gente que no quiere escuchar".

Jesús Hernández es personal laboral en una empresa pública, además de traducir directamente del albanés textos literarios al castellano y al catalán. Nació en Ávila (Castilla y León) y vive en Catalunya "Voto para reivindicar algo tan básico como el derecho a decidir. ¡Quién coño se creen que son para prohibir una consulta!, que no olvidemos, no era vinculante. En un referéndum de verdad, vinculante, votaría por un Estado independiente porque creo, y puedo equivocarme, que sólo siendo independiente puedes decidir si quieres pertenecer a una federación, confederación, unirte, fusiónate o hacerte el harakiri".

Derek Zinger es un solsonés (Lleida) de Kansas City que lleva 22 años viviendo en Catalunya. Diseñador gráfico de profesión, sus amigos dicen que es muy "català". Derek argumenta con claridad y contundencia su posición sobre la participación alternativa: "Yo votaré, y mi voto será sí-sí. Para mí España es un país de poca cultura democrática y en Madrid no se entiende la diferencia. No les importa la lengua ni la cultura catalana, sólo hay que ver lo que pasa en Valencia, Baleares y Aragón para ver qué finalidad quiere el PP para el catalán. Genocidio lingüístico puro. Los medios de comunicación estatales fomentan el ya considerable odio hacia los catalanes y, mientras les insultan, les obligan a mantenerse dentro de España para que el abuso continúe (...). La constitución española es una reliquia del franquismo, aprobada con el ejército apuntando con una pistola debajo de la mesa. Hay que reformar a fondo la Constitución, que entre otras cosas no se adapta a la realidad plurinacional de España, pero no hay voluntad política para hacerlo (...). Es muy emociónate construir un nuevo país. No será perfecto, ni mucho menos, pero lo queda clarísimo es que será mucho mejor que España, más próspero, más moderno y más democrático".

Opiniones a pie de urnas

Nos fuimos al barrio de la Prosperitat (26.299 habitantes), uno de los 13 barrios que conforman el populoso distrito de 9 Barris, no especialmente catalanista y una de las zonas con más tejido asociativo de Barcelona, lugar histórico de las luchas vecinales más combativas del franquismo y el posfranquismo. Distrito de acogida de las primeras oleadas de inmigración interna en las décadas del los cincuenta, sesenta y setenta; desde el año 2000, ha vuelto a ser uno de los lugares de acogida de la inmigración extranjera. Muchos extranjeros se alegraban de poder participar, ya que no lo pueden hacer en las elecciones.

La Escola Prosperitat de la calle Molí, 57, es el centro público donde recogimos las primeras opiniones. Marina tiene 21 años y nos responde junto a su hermano, Dani, de 16, y por lo tanto en la edad mínima para poder participar. Los dos son estudiantes. "Yo ya voté en la elecciones europeas, y ahora he votado sí-sí. Mi voto es por convencimiento, pero también hay mucha parte de sentimiento, y creo que puede dar más posibilidades para que Catalunya salga adelante, y cuanto antes mejor", dice Marina.

Es la primera vez que Dani emite un voto, aunque sea simbólico: "Como mi hermana, también he votado sí-sí, por sentimientos y convencimiento, y porque creo que será bueno para Catalunya".

"Los comienzos quizá serán duros, pero en un futuro no muy lejano podemos estar muy bien" Francisca está jubilada: "Yo he votado sí en las dos preguntas. Los catalanes somos gente muy abierta, pero estamos hasta el gorro de que nos traten como nos tratan".

María Teresa es ama de casa, también ha votado el doble sí: "Hace años que esperábamos este momento"

La Escola Pía Luz Casanova es un centro religioso, situado en la calle Almansa, 52-54, muy cerca del eje comercial del barrio, la Vía Julia:
Rafael nació en Córdoba, tiene 67 años y lleva 56 años en Barcelona. En perfecto catalán nos dice que ha votado y sus razones, en este caso, casi por delegación:

"He votado Sí-Sí, a mi edad todo esto me supera, no me interesa la política, pero mis hijos y mi exmujer me dicen que esto es bueno, y me tengo que unir a ellos, esa es la verdad".

Cecilia es peruana y vive en Catalunya desde hace 18 años, y por su juventud, diría que la mayor parte de su vida la ha pasado aquí: "Yo he votado sí-sí, porque creo que Catalunya necesita la oportunidad de ser ella misma. Y por muchos motivos, porque a Catalunya se la está dejando de lado, damos mucho dinero y no se invierte casi nada aquí".Ismael nació en Barcelona. De etnia gitana, se siente español, pero ello no es óbice para que también votara el doble sí: "Los comienzos quizá serán duros, pero en un futuro no muy lejano podemos estar muy bien".