Público
Público

El Estado ya ha gastado el 82% de lo previsto para prestaciones

Casi dos millones de personas, a pesar de estar dadas de alta en los servicios de empleo, no reciben ningún tipo de ayuda

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los malos datos del paro han pulverizado las previsiones que los ministerios de Empleo y Hacienda habían realizado sobre el gasto en prestaciones por desempleo durante este año, una partida que alcanzaba los 28.805.050 millones de euros. De confirmarse esta tendencia, a final de año, el Estado invertirá en prestaciones alrededor de 2.764 millones de euros más de lo presupuestado para todo 2012.

Lo cierto es que hasta el 30 de septiembre, el gasto en esta partida había aumentado un 5,87%, hasta alcanzar los 23.697.012,62 millones de euros, es decir, un 82,17% de lo presupuestado para todo el año.

Todo ello a pesar de que en los Presupuestos para 2012 el Gobierno había previsto precisamente ahorrarse un 5% en la partida de prestaciones por desempleo. Los expertos ya advirtieron en marzo, cuando se presentaron las Cuentas, que ese pronóstico pecaba de optimista teniendo en cuenta la grave crisis económica en la que está sumergido el país. 

España cerró 2011 con 4.422.359 parados registrados. En lo que va de año, 411.212 personas se han apuntado al paro en las oficinas de empleo. Las previsiones no son muy positivas, especialmente después de que la época estival, tradicionalmente favorable para el empleo, tampoco arrojara datos muy positivos.

Los beneficiarios de la prestación a finales de septiembre eran 2.836.592, un 4,3% más que el mes anterior. La retribución media de cada parado ha aumentado y es de 937,7 euros, lo que supone un aumento sobre el mismo mes del año anterior de 22,5 euros, un 2,5% de incremento. 

En términos relativos cada vez son menos los parados que tienen derecho a cobrar la prestación. Según los últimos datos dados a conocer por el Ministerio de Empleo, en España hay 1,99 millones de parados que, a pesar de estar dados de alta en los servicios de empleo, no reciben ningún tipo de prestación. En septiembre de 2012 la cobraron 2.836.592 desempleados, el 63,5% de todos los parados. En agosto de 2011, la cobertura del sistema alcanzaba al 68% de las personas sin trabajo.  

Además, para 2013, el Gobierno prevé que el gasto por las prestaciones por desempleo se sitúe en los 26.993 millones. Son 1.807 millones menos que lo inicialmente previsto para este año, esto es, un recorte del 6,3%. Este tijeretazo se debe al ajuste aprobado el pasado julio, que reducía las prestaciones a los parados a partir del sexto mes (del 60% al 50% de la base de cotización). La reducción también obedece a que muchos desempleados verán cómo se agota su prestación (la prórroga de la ayuda de 400 euros dura hasta el próximo febrero).