Público
Público

Yahia defenderá a Argelia tras jugar para Francia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Antar Yahia ocupa un lugar especial en el mundo del fútbol, ya que no sólo ayudó a Argelia a obtener un plaza para la Copa del Mundo de Sudáfrica, sino que también es el primero en disputar encuentros con dos países diferentes.

Yahia fue el primero en aprovecharse de una nueva norma de la FIFA que permite a los jugadores que fueron convocados por una selección que cambien de nación, siempre y cuando no hayan jugado en el combinado absoluto y tengan la doble nacionalidad.

Nacido en Francia y de padres argelinos, Yahia demostró cuando era juvenil el potencial suficiente como para ser contratado por el Inter de Milán. Más tarde llegó al Bastia, donde se le convocó para representar a la sub-18 de Francia.

Luego se convirtió en uno de los jugadores codiciados por la Federación de Fútbol de Argelia, que encabezaba el clamor para que antiguos internacionales juveniles pudieran cambiar su fidelidad futbolística con la bendición de la FIFA.

La FIFA permitió el nuevo reglamento tras una votación realizada en un congreso en Doha en 2003 y, en cuestión de semanas, Yahia ya lucía la camiseta verde de Argelia en las clasificaciones para los Juegos Olímpicos.

También pudo jugar con Argelia la Copa Africana de Naciones de 2004 en la vecina Túnez.

Yahia fue el primero de varios futbolistas francoargelinos que juegan para la selección norteafricana. La experiencia de éstos ha mejorado el nivel de Argelia, que cayó fuertemente desde que ganó la Copa Africana de Naciones en 1990.

El joven oriundo de la región francesa de Alsacia pasó cuatro temporadas en el Bastia antes de trasladarse al Niza en 2005. A los 18 meses firmó por el Bochum alemán, con el que ha descendido a la Segunda División de la Bundesliga esta temporada y del que se espera que se marche.

El defensa fue autor del gol que le dio el triunfo a Argelia en la repesca ante su eterno rival Egipto, en noviembre, un encuentro jugado en campo neutral y que fue uno de los duelos más tensos de las eliminatorias de la Copa del Mundo.