Público
Público

Yakin Ertürk: "Una mujer pobre afronta más problemas que un hombre"

La relatora especial de la ONU sobre la Violencia contra las Mujeres afirma que en España el número de mujeres asesinadas es alto. "Las agresiones son una forma de mantener a las mujeres en su lugar en una sociedad patriarcal"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Yakin Ertürk (Turquía, 1945), Relatora especial de la ONU sobre la Violencia contra las Mujeres, visita estos días Catalunya para conocer el Programa de Seguridad contra la Violencia Machista de la Generalitat. Cree que en España es significativo el número de mujeres que sufren violencia de género, pero valora las medidas adoptadas en esta materia hasta el momento.

Desde luego, éste es un problema de clase, pero pienso que la mujer sufre múltiples formas de discriminación porque son minoría, por su etnia o por su clase social. Una mujer pobre afronta más problemas que un hombre por el sólo hecho de ser mujer.

Depende de cuál sea su poder y de cuánto presupuesto destine a sus programas. Pero que haya una entidad nacional específica dirigida a la situación de la mujer es muy positivo.

El número de mujeres que son asesinadas es alto. Sin embargo, se logra apresar al agresor, cosa que no ocurre en otros sitios. Además, se ha desarrollado la investigación sobre la violencia y es una medida que sirve no sólo para documentar los casos, sino también para ver qué hay detrás.

El problema de la violencia contra las mujeres tiene que ver con la desigualdad sexual, su situación y su papel en la sociedad, la familia y la economía; son causas relacionadas. Además, entran en juego las imágenes creadas por los sistemas educativos y los medios de comunicación, que ayudan a reproducir el problema.

La violencia es una herramienta para mantener a las mujeres en su lugar en una sociedad patriarcal. En tiempos de cambio puede incrementarse. Las mujeres están ganando en independencia y eso provoca más violencia contra el colectivo. Las agresiones son una manera de intentar que las mujeres no abandonen sus roles tradicionales. Eso es el machismo. En España, las víctimas de violencia doméstica provienen de distintas clases sociales, por eso es difícil de entender. Aún así, es necesario que la violencia se condene. No podemos mantenernos ajenos.