Público
Público

Yannick Noah es la personalidad preferida por los franceses por segundo año

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El cantante y ex tenista Yannick Noah es la personalidad francesa preferida por sus compatriotas por segundo año consecutivo, seguido por el actor y director Dany Boon, y por el ex futbolista Zinedine Zidane, según la clasificación anual que publica hoy "Le Journal du Dimanche".

El cuarto lugar lo ocupa el presentador de televisión y ecologista Nicolas Hulot, al que sigue la actriz y humorista Mimie Mathy, la mediática monja conocida como "hermana Emmanuelle", los cantantes Charles Aznavour y Francis Cabrel, el actor Jean Reno y el también cantante y compositor Renaud, explica el dominical.

Dany Boon, gracias al tremendo éxito de publico de su película "Bienvenue chez le Ch'tis", constituye la entrada más destacada en esta clasificación de las 50 personalidades más queridas por los franceses, de acuerdo con una encuesta que elabora desde hace 20 años el instituto demoscópico Ifop.

Otra gran entrada es la de la ex rehén de la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombiana (FARC) Ingrid Betancourt, que al calor de la actualidad de su liberación el pasado 2 de julio (la encuesta de Ifop se hizo del 10 al 24 del mes pasado) pasó directamente a ocupar la vigésimo primera posición.

Noah consigue muchos votos en particular entre las mujeres, y las personas que dicen votar a partidos de izquierda, mientras que la personalidad más importante si sólo se tuviera en cuenta a los hombres sería Zinedine Zidane, pese a su situación de futbolista retirado.

El primer político de la lista es la ex ministra centrista Simone Veil, redactora de la primera ley del aborto en Francia a comienzos de los años 70, que se ha visto reforzada por la autobiografía en la que ofrece detalles de su niñez como superviviente de los campos de exterminio nazis, donde fueron asesinados varios miembros de su familia por ser judíos.

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, retrocede doce puestos hasta el trigésimo segundo, los mismos que la que fuera su adversaria para hacerse con el Elíseo, la socialista Ségolène Royal, que se queda en el cuadragésimo noveno.