Público
Público

Yemen reclama más ayuda contra Al Qaeda

El ministro de Exteriores afirma que en su país puede haber hasta 300 militantes listos para atentar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Yemen tiene toda la presión de EEUU encima en este momento. Tras el atentado fallido del pasado día de Navidad contra un avión de la compañía Northwest, el presunto terrorista Umar Farouk Abdulmutallab, aseguró al FBI que fue entrenado por Al Qaeda en Yemen. Ayer, el presidente norteamericano, Barack Obama, dijo con rotundidad que está dispuesto a combatir a los terroristas donde sea y la relación de Al Qaeda con Yemen le ha colocado a la misma altura que Afganistán o Pakistán.

La reacción del Gobierno yemení fue inmediata. Ayer anunció la detención de 29 supuestos militantes de Al Qaeda en los últimos días. Hoy, el ministro de Exteriores, Abu Bakr al-Qirbi, pidió en una entrevista con el canal 4 de radio de la BBC, más implicación de Occidente en la lucha contra el terrorismo.

'EEUU, la UE y el Reino Unido pueden hacer mucho más al respecto', dijo al-Qirbi. Según él, en su país hay entre 200 y 300 personas preparadas en campos de entrenamiento de la célula terrorista en la península arábiga, listos para atentar. 'Por su puesto que hay muchos en Yemen y podrían estar perfectamente planeando atentar en Detroit', afirmó.

Las autoridades yemeníes han sido muy rápidas a a hora de desligarse del terrorismo de Al Qaeda. Las experiencias pasadas con Pakistán han servido seguro. Tanto EEUU como Reino Unido presionaron hasta la extenuación al presidente, Asif Ali Zardari, en que atajara el problema de los campos de entrenamiento de Al Qaeda en la frontera con Pakistán.

Zardari negó que Pakistán albergara estas bases de Al Qaeda durante mucho tiempo, hasta que los atentados empezaron a sucederse con tanta asiduidad que no le quedó más remedio que rendirse a la evidencia. Desde Yemen pretenden evitar el paso previo.

En el momento que las autoridades yemeníes piden auxilio a Occidente están expuestos a los atentados terroristas. Pero el plan de Abdulmutallab, que fracasó por poco, ha servido para que Washington y Londres se pongan en alerta de nuevo. Con la predisposición de Saná, es seguro que las ayudas llegarán más rápido de lo que llegaron las inversiones en seguridad en Pakistán.

El discurso de Al-Qirbi en la BBC, además, fue bastante coherente. El ministro de Exteriores yemení dijo que sus fuerzas de seguridad no están preparadas para contener este tipo de situaciones, por lo que pidió un esfuerzo.

'Necesitamos más entrenamiento. Tenemos que aumentar nuestra unidad antiterrorista y esto implica el entrenamiento y el equipo militar adecuado, así como medios de transporte. Tenemos muy pocos helicópteros'