Público
Público

Yemen y los rebeldes informan de enfrentamientos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Gobierno yemení y los rebeldes chiíes informaron el martes de nuevos combates en el empobrecido país árabe, donde Estados Unidos y Arabia Saudí temen que Al Qaeda aproveche la inestabilidad para preparar ataques.

Yemen, vecino de Arabia Saudí, ha saltado a la luz cuando el ala regional de Al Qaeda dijo que estaba tras el atentado frustrado contra un avión de pasajeros estadounidense el día de Navidad.

El Ministerio de Defensa yemení dijo en su página web el martes que las tropas gubernamentales atacaron posiciones rebeldes y escondites en la zona de Al Malahidh, en la provincia montañosa de Saada, escenario de fuertes combates durante meses.

Los rebeldes, conocidos como Houthis por el nombre del clan de sus líderes, dijeron en su página web que aviones saudíes habían realizado 16 ataques, y agregaron que la zona de Al Malahidh, había sido bombardeada.

Los rebeldes a menudo informan de ataques de aviones de guerra yemeníes y saudíes. Riad es aliado de Yemen, pero niega suministrar ayuda militar y dice que sólo defiende su propio territorio contra los rebeldes.

Las informaciones no pudieron ser verificadas ya que los periodistas y cooperantes tienen acceso limitado a la zona de conflicto. No se pudo contactar inmediatamente con responsables saudíes.

Yemen se enfrenta a una rebelión chií en el norte, a un movimiento separatista en el sur y a ataques de Al Qaeda, y los analistas políticos dicen que existe el peligro de que el país fronterizo con la mayor región exportadora de petróleo del mundo se convierta en un estado fallido.

El lunes, Al Qaeda en la Península Arábiga (AQAP) dijo que había suministrado al hombre nigeriano sospechoso de intentar hacer estallar un avión de pasajeros estadounidense un "dispositivo técnicamente avanzado" y dijo a los estadounidenses que esperaran más ataques.

Los rebeldes chiíes iniciaron una rebelión en 2004, quejándose de marginación social, económica y religiosa. Tanto los rebeldes como el Gobierno niegan que sus objetivos sean sectarios.

El conflicto llegó hasta la vecina Arabia Saudí el mes pasado después de que los rebeldes llevaran a cabo una incursión transfronteriza al mayor exportador mundial de petróleo.