Público
Público

El yoga no alivia demasiado el dolor de espalda crónico: estudio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Genevra Pittman

En un nuevo estudio realizadoen el Reino Unido sobre adultos con dolor lumbar crónico,clases de yoga durante 12 semanas mejoraron levemente elrendimiento de los pacientes en sus actividades diarias, aunqueno les alivió el dolor.

La investigación aparece después de otro estudio del estadode Washington en el que clases de yoga y estiramientoproporcionaron los mismos beneficios, modestos, en personas condolor de espalda crónico.

"Es bueno saber que los beneficios observados con estaintervención aparecen en distintas áreas y con distintosmaestros", dijo el doctor Timothy Carey, de University of NorthCarolina, en Chapel Hill. Carey es experto en dolor pero noparticipó del estudio.

El estudio británico, dirigido por David Torgerson, de laUniversity of York, incluyó a 313 adultos con dolor de espaldacrónico o recurrente durante 10 años.

Al azar, se los dividió en dos grupos: uno realizó unaclase de yoga semanal durante 12 semanas y el otro recibió unfolleto con información sobre el dolor de espalda.

Las clases de yoga incluyeron ejercicios de respiración yrelajación, y posiciones para mejorar la fuerza y la movilidad.Al grupo se le entregaron alfombras para practicar losejercicios en el hogar dos veces por semana.

Antes y después del programa de 12 semanas, losparticipantes respondieron un cuestionario sobre el nivel dedificultad para realizar las tareas cotidianas, el dolor y susalud general.

Los niveles promedio de "discapacidad" comenzaron con 8puntos en una escala de entre cero y 24 en ambos grupos (24indicaba el máximo nivel de dificultad). Al final de las clasesde yoga, esos niveles disminuyeron dos puntos a entre 5,5 y 6en los que habían practicado yoga. No así en el grupo decontrol.

Carey señaló que una diferencia de dos puntos es algo queel paciente puede percibir, pero "no es la curación". Lamejoría para realizar las tareas cotidianas se mantuvo durantelos nueve meses de seguimiento posteriores a la finalizacióndel estudio.

Pero no hubo una diferencia evidente en el nivel del doloren la espalda entre los grupos. Ambos mejoraron entre 1 y 4puntos en una escala de 100.

"Una ventaja del yoga es que muchas personas lo practicanen casa. Sería una terapia que se enseña y se puede repetir enel hogar después de las clases", dijo Torgerson.

El autor señaló que el estudio no permitió determinar si elestiramiento y los ejercicios físicos del yoga fueron los queprovocaron la mejoría de los pacientes, como lo había sugeridoel estudio de Washington, o si también influyeron algunos desus ejercicios mentales.

Independientemente de todo eso, el equipo concluye enAnnals of Internal Medicine que un programa prolongado de yogapermitiría mantener la mejoría que se logra en la salud de laespalda.

Los próximos estudios deberían evaluar los efectos del yogacon otros tratamientos para el dolor de espalda crónico, comola quiropraxia de columna y la psicoterapia.

Cada clase de yoga o estiramiento costaría unos 20 dólaresy es un tratamiento más económico que las terapiasalternativas.

FUENTE: Annals of Internal Medicine, online 31 de octubredel 2011