Público
Público

Yoga con sobrepeso: todos digan 'Om'

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Dorene Internicola

Cuando una de las estudiantes deMeera Patricia Kerr intentó asistir a una clase normal de yoga,la profesora le dijo que regrese después de adelgazar.

"Eso me rompió el corazón", dijo Kerr, instructora de yogay autora del libro "Big Yoga, a Simple Guide for BiggerBodies".

"Las personas con sobrepeso se sienten marginadas. Si eresgrande, podrías sentirte incómoda en una clase de 'normales'",afirmó, incluso si el instructor es amigable.

Kerr dice que los profesores de yoga no saben cómoadaptarse a las personas más corpulentas.

Por un lado "están las clases de yoga fitness con laschicas flexibles y su ropa atractiva, también está el lado másmístico, que atrae a muchas personas y, por último, el de laspersonas grandes, que se está haciendo más visible", afirmó.

Con casi dos tercios de los estadounidenses con sobrepeso uobesidad, de acuerdo a los Centros para el Control y laPrevención de Enfermedades (CDC por su sigla en inglés), y másde 15 millones de personas que hacen yoga, según Yoga Journal,ese dato no debería ser sorprendente.

Kerr, que vive en Michigan, comenzó a enseñar yoga hace 32años.

"Yo era joven y rellenita pero no tan gorda como ahora",explicó. "Engordé y tuve que adaptar mi profesión a la panza ya los pechos", contó.

Si bien no hay que ser delgado para hacer yoga, afirmó, hayque modificar ciertas poses para que se adapten a un cuerpo concurvas. En su libro, Kerr muestra poses clásicas con una sillao una pared para obtener apoyo extra.

"Las personas más grandes no pueden comenzar acostadas",dijo. "Tengo 64 años, hago la vertical modificada", agregó.

Jessica Matthews, del Consejo Estadounidense de Ejercicio(ACE por su sigla en inglés), dijo que practicar yogaregularmente aumenta la fuerza muscular y la resistencia, laflexibilidad y el equilibrio.

Pero señaló que un estudio de ACE halló que el yoga solopodría no ser suficiente para el bienestar físico o paraadelgazar.

"El yoga no es algo muy completo", opinó. "No brindabeneficios cardiovasculares", agregó.

Matthews, que es instructora en Core Yoga, en San Diego,California, dijo que lucha por crear un ambiente no competitivoy no prejuicioso en sus clases. Pero reconoce que las personascon sobrepeso podrían sentirse vulnerables.

"En un mundo ideal, me gustaría que todos interactúenjuntos", explicó. "Pero cuando escuchamos que celebridades yactrices de Hollywood hacen yoga, se acerca un grupo diferentede personas", dijo.

Por eso le gustaría superar el estereotipo.

Matthews cree que el yoga puede incentivar a las personascon sobrepeso para que cambien su relación con sus cuerpos, ypuede llevarlos a adelgazar.

"Correr en una cinta puede no ser compatible para todos",enfatizó.