Público
Público

Zamora celebra el centenario del escultor Lobo, amigo de Picasso en el exilio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Zamora celebrará mañana el centenario del nacimiento del artista Baltasar Lobo (Cerecinos de Campos, Zamora 1910-París 1993), uno de los escultores españoles del siglo XX más reconocidos internacionalmente, que entabló amistad en el exilio en París con el pintor Pablo Ruiz Picasso.

Las efemérides se celebrarán con un sencillo acto en la localidad natal de este escultor que tuvo en la mujer la principal fuente de inspiración de sus obras y que triunfó en el resto de Europa antes que en España, a lo que contribuyó su marcha al exilio parisino tras la Guerra Civil para no volver nunca más a vivir en España.

En París, el artista zamorano fue discípulo del escultor Henri Laurens, que fue "un padre para él" hasta su fallecimiento en 1954 y se hizo amigo de Picasso, aunque su relación "se ha adulterado muchísimo", ha asegurado en una entrevista con Efe Visitación Lobo, que a sus 90 años mantiene vivos los recuerdos de "Balta".

La hermana del escultor ha explicado que Lobo tuvo contacto con los españoles de la Escuela de París y con Picasso, que le trataba "con mucha deferencia" y pronosticaba que iba a ser un gran escultor.

Visitación Lobo ha reivindicado, en el centenario del nacimiento, el reconocimiento de su hermano en España, ya que hoy en día su obra sigue sin estar valorada "en la medida que lo merece" y es más conocida en países europeos como Francia, Suecia, Dinamarca, Alemania, Luxemburgo y Suiza.

Ha agregado que las esculturas de Baltasar Lobo han tenido incluso "casi más resonancia en América que en España" y un ejemplo de ello es que en Venezuela figura en el Museo de Caracas después de que le encargaran un monumento para la Universidad Central de Venezuela.

La proyección internacional del escultor zamorano le llevó en vida a exponer en ciudades de medio mundo como Amberes, Caracas, Estocolmo, París, Tokio o Zurich.

El aval como escultor también le llegó a través de premios y distinciones internacionales como el Premio André Susse de Escultura (1958), el Premio Jacques Lenchener (1974), el Premio Oficial de las Artes y las Letras de Francia (1981), el Premio Nacional de Artes Plásticas de España (1984) o la Orden Andrés Bello del Gobierno de Venezuela (1989).

Las esculturas de gran formato de Lobo se han dado a conocer en los últimos años en España con exposiciones al aire libre en ciudades como Almería, Huelva, Madrid, Málaga o Valladolid.

Esta promoción parece haber tenido su eco en la Feria Internacional de Arte Contemporáneo de Madrid (ARCO), donde Baltasar Lobo es el artista castellanoleonés más cotizado.

Para celebrar los cien años de su nacimiento, mañana se ha programado en Cerecinos de Campos un sencillo acto en la avenida Baltasar Lobo.

Allí, a la altura de la casa que le vio nacer hace ahora un siglo, se descubrirá una placa conmemorativa y se realizará una ofrenda floral.

En la capital zamorana, el Centro de Arte Contemporáneo Baltasar Lobo, que muestra 69 obras en el castillo medieval de Zamora y en la Casa de los Gigantes, abrirá sus puertas mañana, de forma excepcional en jornada de lunes, con motivo del centenario.

Además, la Escuela de Arte de Zamora ha organizado mañana una visita a este museo y una conferencia sobre la vida y trayectoria de Baltasar Lobo que ofrecerá el escultor local Ricardo Flecha.

Se trata de actos sencillos para celebrar los cien años de un escultor que, pese a su reconocimiento internacional, siempre vivió de forma sencilla, como lo demuestra el hecho de que en París residió en la misma buhardilla desde que se instaló allí en 1939 hasta su muerte en 1993.