Público
Público

Zapata y Malikian se ríen del mundo "celeste" de la ópera con "Los divinos"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

En el mundo de la ópera ya son raros los divos, aunque los hay, pero en el colectivo imaginario ha quedado asociado ese mundo a las pataletas de los "sublimes", una materia que da para muchas risas y que el tenor José Manuel Zapata y el violinista Ara Malikian teatralizan ahora con "Los divinos".

Se conocieron en el Teatro Real en la ópera "El viaje a Simorgh", de José María Sánchez-Verdú, y fue "amor a primera vista" así que el granadino y el libanés se han seguido atentos "los pasos" para hacer algo juntos, una ocasión que no llegó hasta hace seis meses cuando tuvieron "la idea", explica en una entrevista con Efe el tenor.

"Los divinos", que se estrena el día 23 en los Teatros del Canal, donde estará hasta el 4 de marzo, es una aventura "de humor y virtuosismo" en la que hay de todo: "música, por supuesto, teatro y hasta baile pero, sobre todo, muchas risas".

Es también una oportunidad de dar un paso más en la difusión de la música clásica, algo en lo que Malikian se ha implicado notablemente con espectáculos como "PaGAGnini", porque aunque han querido acompañarse de una "banda sonora" muy reconocible "y fresca" también han querido incorporar piezas menos conocidas.

Tchaikovsky, Dvorak, Paganini, Albéniz y Saint-Saens mezclados con autores napolitanos, "algo" de Schumann, un aria de "Rigoletto", de Verdi, y hasta la jota de Pablo Sarasate son algunos componentes del "cóctel" que han preparado.

La trama argumental de "Los divinos" es la de los cinco hijos de una "casta diva", que muere con la frustración de que ninguno de los cuatro mayores es "más que un instrumentista" y sin saber que el menor tiene una voz prodigiosa.

Cuando la "criatura", Ludovico, "un nene que pesó al nacer más de siete kilos", descubre el portento de su garganta se dedica a ser un "canallita", "un pedazo de divo", que machaca a sus hermanos.

En la obra, un espectáculo para todos los públicos que pretenden que tenga "un largo recorrido", cabe de todo: las travesuras, la locura, la genialidad "y, sobre todo, el talento de los músicos", entregados a hacer comedia.

Zapata, que en junio cantará el papel de Arnalta en "Poppea e Nerone", en el Real, quiere compaginar su apretada agenda internacional con representaciones por toda España de "Los divinos" y con su primer espectáculo en solitario, "Opérame", que estrenará en marzo en el Palau de las Arts de Valencia.

Además, está preparando un disco con el productor Javier Limón con música mediterránea, muy diferente a la "joya" dedicada al tango que hizo en 2010, acompañado de Miguel Poveda y José Mercé, entre otros "monstruos divinos".