Público
Público

Zapatero apela al «interés general» de los Presupuestos

El presidente descarta la ruptura de la caja única de la Seguridad Social // Es «el momento menos oportuno para visiones tácticas partidistas», asegura

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente del Gobierno dio ayer una vuelta de tuerca a la presión sobre los partidos nacionalistas de los que intenta recabar los siete votos que faltan al PSOE para asegurar la aprobación de los Presupuestos del Estado para 2011. Lo hizo apelando al "interés general" de España, pero también con el recuerdo de que el contenido de este proyecto de ley no sólo determina el gasto de la Administración central del Estado, si no que "incide" igualmente en el de los de los ayuntamientos y comunidades autónomas.

José Luis Rodríguez Zapatero, en una breve rueda de prensa que ofreció en Japón antes de regresar a España para presidir hoy el Consejo de Ministros, subrayó que es "el momento menos oportuno para visiones tácticas de alcance político o partidista" puesto que se atraviesa la fase"trascendente para la recuperación y el futuro de la economía española".

«Estamos hablando de un tema de gran trascendencia», insistió Zapatero

"No estamos hablando de un tema político de corto alcance, de un tema de simple juego de partidos o de grupos. Estamos hablando de un tema de gran trascendencia parael país", insistió el presidente.

En la utilización del recurso político de someter a los grupos de la oposición al tribunal de la opinión pública, afirmó: "La economía española necesita los Presupuestos, las reformas necesitan los Presupuestos, la austeridad fiscal y la reducción del déficit necesitan los Presupuestos. Un acuerdo presupuestario, junto con las reformas, le sentará bien a la economía, le dará confianza y generará estabilidad".

CiU y PNV, decisivos

Los acuerdos con grupos minoritarios de la izquierda están descartados

En consecuencia, reclamó una actitud "receptiva" a la negociación de los grupos que tienen una trayectoria de oposición constructiva. A la cabeza de estos grupos sitúa al PNV, pero también a Coalición Canaria, Unión del Pueblo Navarro y, a pesar de que anunció su voto en contra antes de las vacaciones, a CiU.

Descartado el acuerdo con los grupos minoritarios de la izquierda, la llave de la mayoría sólo la tienen CiU y PNV, y los nacionalistas catalanes han dado prioridad a marcar distancias con Zapatero. Así las cosas, haciendo de la necesidad virtud, el presidente justificó el "diálogo preferente" con el PNV como una "actitud coherente" con el hecho de que este partido ya le dio su respaldo para aprobar las cuentas vigentes, de modo que entiende "natural la continuidad" de ese entendimiento con los nacionalistas vascos que, según subrayó, "ha permitido cumplir muchos de los objetivos económicos y de las reformas" planteadas por su Gobierno.

En cuanto a los márgenes de la negociación con el PNV, descartó que en el traspaso de las políticas activas de empleo pueda romperse la caja única de la Seguridad Social, ya que en esta materia existen "unos límites constitucionales bastante establecidos en lajurisprudencia del Tribunal Constitucional y a eso nos vamos a atener".

Durante su comparecencia, pasó por alto la pregunta de si, en el caso de que no lograra los apoyos precisos, optaría por prorrogar los presupuestos vigentes. José Luis Rodríguez Zapatero apela al "interés general" para sacar adelante los Presupuestos y evitar un adelanto electoral. Zapatero, más que bregado ya, no quiere alimentar la espiral de la especulación sobre un escenario que, si bien no puede descartar, no cree que vaya a producirse.