Público
Público

Zapatero aplaza su reunión con las constructoras

El presidente del Gobierno tenía previsto recibir a los presidentes de las compañías este miércoles para explicarles el recorte en inversión

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha decidido aplazar sine die la reunión con las constructoras prevista para este miércoles, que no se celebrará esta semana. 

Zapatero quiere explicar a los presidentes de las principales constructoras los recortes de obra pública y por ello les recibirá en el Palacio de la Moncloa en una fecha aún por determinar.

Los máximos responsables de las compañías acudirán a la reunión, en la que también podría estar presente el ministro de Fomento, José Blanco, con el ánimo de analizar y proponer posibles fórmulas para minimizar el impacto que puede tener en su balance el ajuste inversor en infraestructuras.

En concreto, Zapatero recibirá el miércoles al mediodía al presidente de ACS, Florentino Pérez; al de Acciona, José Manuel Entrecanales; al de Ferrovial, Rafael del Pino; al de FCC, Baldomero Falcones, y al presidente de Sacyr, Luis del Rivero. Por el momento se desconoce si el presidente de OHL, Juan Miguel Villar Mir, podrá acudir al encuentro.

Fuentes empresariales indicaron que las compañías solicitarán al presidente del Ejecutivo que se introduzcan criterios de flexibilidad en el recorte inversor de 6.400 millones dictado por Fomento, porque estiman que las suspensiones de proyectos provocarán un 'daño tremendo' al sector, dejándole inerme ante una medida de este calado en un contexto de crisis económica y dificultad de acceso al mercado crediticio.

En este sentido, propondrán que se busquen fórmulas específicas por proyectos, así como la ralentización de los que tengan menor efecto dinamizador de la economía, permitiendo a la vez a las empresas constructoras laminar los pagos. También pedirán que se dé una solución a las autovías de primera generación.

Las empresas expondrán a Zapatero las dificultades que acarreará a sus filiales de servicios urbanos el decreto que impide a los ayuntamientos endeudarse en 2011. A este respecto, la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) ha remitido una carta al Ministerio de Economía solicitando que se permita endeudarse a los entes locales el próximo ejercicio y que el ICO ponga cuanto antes en marcha una línea de crédito de 3.000 millones que les permitiría atender servicios básicos.

El encuentro entre el presidente del Gobierno y las empresas se celebrará una semana después de que Zapatero anunciase que el Gobierno se plantea retomar una serie de proyectos de infraestructuras si los Presupuestos de 2011 dejan margen para ello, lo que permitiría 'aliviar' la situación tanto de comunidades autónomas como de empresas constructoras.

Al día siguiente, la vicepresidenta segunda y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, limitó el alcance de la medida y aseguró que no tendría impacto en el objetivo de reducir el déficit público al 6% en 2011, mientras que desde Fomento se cuantificó en unos 500 millones de euros el monto inversor a recuperar, argumentando que el ajuste había sido 'excesivo'.