Público
Público

Zapatero arremete contra los "poderosos" empresarios

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, arremetió el lunes de nuevo contra los líderes empresariales al acusarles de querer abaratar el despido, en una nueva muestra de la brecha abierta con la patronal y las dificultades de diálogo social.

En una entrevista con la Cadena Ser, Zapatero dijo que no caerá bajo la presión de los "poderosos", en referencia a los líderes empresariales.

"No nos engañemos, cuando se ha estado hablando en esta crisis de la reforma laboral ante todo se ha hablado de abaratar el despido, de desjudicializar o de sacar de lo que es el enjuiciamiento por un tribunal de un despido. Y de esto se ha hablado, es decir que los empresarios tengan aún más libertad y los trabajadores, menos derechos", dijo.

A la pregunta de quiénes son los poderosos, Zapatero respondió:

"Son todos aquellos que han estado pidiendo al gobierno que rebajemos las condiciones de despido, que hiciéramos una reforma laboral para restringir los derechos de los trabajadores a la vez que pedían una rebaja de las cotizaciones, a la vez que por otro lado cada vez que hay un problema en un sector empresarial vienen a pedir ayudas, da igual que sean los automóviles o el turismo", explicó.

"A esto me refiero con los poderosos, yo creo que les falta sinceramente una visión de país y una cierta sensibilidad", añadió.

Los comentarios de Zapatero llegan después de conocerse este fin de semana el borrador de los Presupuestos del Estado de 2010, que incluyen una subida al 18 por ciento en el IVA, además de recortes a las deducciones fiscales sobre ingresos, con el fin del recortar el déficit fiscal al 8,1 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB), desde el 10 por ciento en que podría situarse al final de este año.

La subida de impuestos generará según el Gobierno unos ingresos de 11.000 millones de euros.

Tanto la izquierda como la derecha han criticado las medidas fiscales del Gobierno del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), que con 169 escaños en el Congreso carece de mayoría absoluta y por lo tanto necesita el apoyo de grupos minoritarios para aprobar las cuentas.

El presidente de la patronal empresarial española dijo en una entrevista con El Mundo que esta subida de impuestos "no va a servir para recaudar más" y que "en el mundo empresarial hay una enorme desconfianza hacia Zapatero".

"En la CEOE consideramos que una subida de impuestos perjudica directamente a la competitividad de nuestras empresas y puede provocar que salgamos más tarde de la crisis y seamos menos atractivos para la inversión extranjera", dijo el presidente de la patronal CEOE, Gerardo Díaz Ferrán.

Por su parte, Cayo Lara, líder de Izquierda Unida (IU), dijo a periodistas que la subida impositiva era "injusta y no solidaria", mientras que Comisiones Obreras indicó que "la modificación de tributos propuesta por el Gobierno afectará a las rentas del trabajo y, sobre todo, a las más bajas".

"La única medida con repercusión cierta sobre las rentas más elevadas es el incremento del tipo único del IRPF, y la recaudación derivada de dicha medida difícilmente llegará a los 700 millones de euros", dijo el sindicato en una nota de prensa.