Público
Público

Zapatero asume el plazo fijado para volver en 2012 al Pacto de Estabilidad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, se mostró hoy partidario de respetar el plazo de 2012 fijado por la Comisión Europea para que los países vuelvan a cumplir el Pacto de Estabilidad, aunque no descartó que ese cumplimiento pueda ampliarse un año.

Zapatero expresó su posición de apoyo en este asunto a los criterios de la Comisión en la conferencia de prensa que ofreció al término del Consejo Europeo de Bruselas y después de que el ministro de Trabajo español, Celestino Corbacho, antepusiera ayer la recuperación del empleo en Europa a fijar una fecha taxativa para volver al Pacto.

Hoy, el jefe del Ejecutivo defendió la necesidad de respetar lo que digan las instituciones de la Unión Europea después de que, por circunstancias temporales, se permitiera que los países rebasasen el déficit máximo previsto en ese Pacto (el 3 por ciento).

"Será la Comisión la que establezca la fecha, que, de momento, es el 2012, y habrá que respetarla", insistió el presidente del Gobierno.

No obstante, puntualizó que no es descartable que ese plazo se amplíe un año, aunque recalcó que se trata a día de hoy de una mera hipótesis sobre la que no debía hacer valoraciones.

Por otra parte, preguntado por el hecho de que la economía española siga sin crecer mientras la de Estados Unidos, según se supo ayer, subió un 3,5 por ciento en el tercer trimestre, el jefe del Ejecutivo insistió en que España va a salir de la recesión y hay hechos que apuntan en esa dirección.

Se refirió en concreto al dato adelantado por el Banco de España sobre la caída de la economía en el tercer trimestre del año para destacar que fue mucho menor que en el trimestre anterior y precisar que no descarta que, cuando se conozca con exactitud, aún puede ser "algo mejor".

"Estamos -dijo- en la fase de recuperación y en la perspectiva de poder volver al crecimiento, que es el horizonte, con más o menos diferencias, que se contempla globalmente para la gran mayoría de los países desarrollados".

Precisó que una cuestión distinta es el ritmo de recuperación del empleo y subrayó que ahí es donde se van a concentrar los esfuerzos.