Público
Público

Zapatero se compromete a impulsar las relaciones con Mauritania en 2010

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, se ha comprometido hoy a impulsar las relaciones con Mauritania durante la Presidencia española de la Unión Europea durante el primer semestre de 2010.

Zapatero ha asumido este compromiso en la reunión que ha mantenido hoy en el Palacio de la Moncloa con el presidente de la República de Mauritania, Mohamed Uld Abdelaziz, con motivo de su primera visita a España después de ganar las elecciones el pasado mes de julio, un año después del golpe de estado que le llevó al poder.

Durante la entrevista, Zapatero ha reafirmado el apoyo de España al retorno de la normalidad institucional y la estabilidad democrática en Mauritania, mientras que Abdelaziz ha reconocido este respaldo a la salida concertada de la crisis mauritana y la vuelta al orden democrático.

El presidente del Ejecutivo español también ha agradecido a su homólogo de Mauritania los esfuerzos en la lucha contra la inmigración ilegal, que ha propiciado un descenso "espectacular" de la salida de cayucos desde las costas mauritanas en el último año.

Rodríguez Zapatero ha asegurado que durante la Presidencia de la Unión Europea en 2010 España impulsará las relaciones con Mauritania, una vez que la Unión Europea ha decidido retomar plenamente las relaciones de cooperación con este país.

El objetivo último será el de consolidar el proceso de democratización en Mauritania mediante un diálogo con Gobierno y oposición que asegure un horizonte de estabilidad, garantice la unidad nacional y favorezca el desarrollo económico, según una nota del Gobierno español.

Los dos mandatarios han estudiado los cauces para impulsar la cooperación económica en los ámbitos de la explotación pesquera, la construcción, la energía y el turismo.

Ambas partes han destacado la importancia del Tratado de Amistad, Buena Vecindad y Cooperación, firmado en julio del año pasado y que está pendiente de ratificación por ambas partes, como instrumento esencial para el refuerzo de la cooperación política bilateral.

Desde 2005, las dos naciones han estrechado sus relaciones bilaterales, tradicionalmente centradas en la pesca y la cooperación al desarrollo, y las han ampliado al control de la inmigración, la lucha contra el terrorismo y el apoyo a las inversiones españolas.

Al igual que el II Plan África, el Plan Director de la Cooperación Española 2009-2012 señala a Mauritania como país prioritario de la Agencia Española de Cooperación Internacional al Desarrollo.

España es el sexto donante de ayuda al desarrollo a Mauritania y tercero en el ámbito europeo, tras la Comisión Europea y Francia.

Entre 2003 y 2008, España duplicó la Ayuda Oficial al Desarrollo bilateral, que alcanzó el año pasado más de 30 millones de euros para luchar contra el hambre y mejorar la gobernabilidad, la educación, la salud y los servicios básicos.