Público
Público

Zapatero dice que defenderá "donde haga falta" que la reforma laboral evitará despidos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha asegurado hoy que defenderá "donde haga falta" que la reforma laboral que aprobó ayer el Congreso "evitará despidos" y aumentará la estabilidad en el empleo.

En su comparecencia para hacer balance de la primera mitad del año, Zapatero ha asegurado además que clarificar las causas económicas que permiten el despido objetivo dará seguridad jurídica y favorecerá la contratación, por lo que ha defendido la enmienda aprobada ayer con dichas causas.

El jefe del Ejecutivo ha leído en su totalidad esta enmienda consensuada entre el PSOE y el PNV, que permite el despido objetivo por causas económicas cuando una empresa registre pérdidas o las prevea o vea reducidos sus ingresos de forma persistente.

En su opinión, la enmienda "hace que haya de verdad causas objetivas por razones económicas" para permitir la rescisión de un contrato, algo que no pasaba antes, cuando en esta crisis han sido precisamente esas causas económicas las que han obligado a despedir la mayoría de las veces.

Ha insistido en que la enmienda permite sólo despedir a una empresa "que no sea viable", además de recordar que los empresarios tendrán que demostrar que cumplen esos supuestos para poder despedir a sus trabajadores.

Por ello, ha afirmado que la "finalidad" de la reforma es evitar despidos, algo que "reitero, mantengo y defenderé donde haga falta", ya que da flexibilidad a las empresas donde "no la había y para que ante circunstancias económicas adversas puedan tomar otras medidas antes de llegar al despido, algo que antes no pasaba".

Entre esas medidas citó la reducción de jornada o el "descuelgue (la no aplicación de medidas pactadas en convenio)" salarial por parte empresarial.

Para Zapatero el modelo actual de mercado laboral no es "defendible", porque en cada crisis que ha sufrido el país la tasa de paro ha subido por encima del 20%.

"No puedo defender lo que hay, si había alguna duda esta tercera crisis (económica) ha vuelto a confirmar que el sistema laboral no sabe reaccionar para adaptarse y, por eso, hemos encarado una reforma".

Respecto a las críticas de los sindicatos, Zapatero dijo que tiene un "enorme respeto" por ellos, a pesar de que les ha escuchado "palabras gruesas" contra las causas económicas del despido objetivo.

De la falta de apoyo político destacó que los partidos deben leerse, "con más sosiego", todo el articulado de la reforma y esperar "resultados" en dos objetivos: evitar despidos y salvar empresas, y aumentar la estabilidad en el empleo.

Al respecto, el jefe del Ejecutivo reconoció que le hubiera gustado que la reforma hubiera tenido más apoyos en el Congreso, pero precisó que la "tarea" de dar el sí a "medidas impopulares" no es "fácil".