Público
Público

Zapatero dice que la desaceleración "no será ni profunda ni prolongada"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aseguró esta noche que la desaceleración en la que está inmersa la economía española "no será ni profunda ni prolongada" e insistió en que España está preparada para afrontar este proceso que, añadió, es "mundial".

En su primera intervención en el debate con el líder de la oposición, Mariano Rajoy, Zapatero advirtió al candidato del PP que "no vale la demagogia en la economía", y le reprochó haberse dedicado "sólo a hacer oposición con lo único con lo que no se tenía que haber dedicado: ETA".

Zapatero añadió que su rival del PP sólo ha dedicado "una media de tres minutos" a esta cuestión en los debates sobre el estado de la nación en esta legislatura, cuatro años de crecimiento y creación de empleo "magníficos" y superiores, en ambos casos, a los ocho países más industrializados del mundo.

El balance de las cifras, insistió el presidente del Gobierno, da "tranquilidad" para asumir el proceso de desaceleración "mundial".

Añadió que vivimos actualmente un "proceso de recesión económica mundial" similar a la de 2002, y el Gobierno de entonces, del PP, respondió con una reforma laboral -el decretazo- que provocó una huelga general.

Zapatero dedicó buena parte de su primera intervención a hablar de la "vida real" económica y compararla con la gestión del PP.

Recordó que en el debate de su investidura Rajoy le reclamó dos millones de empleos y un crecimiento del 3 por ciento, y se han creado tres millones de puestos de trabajo y la economía ha crecido una media del 3,7 por ciento.

"Hemos superado todo lo que exigía usted, señor Rajoy, no olvide esto que acabo de decirle", apuntó Zapatero, quien acusó al líder de la oposición de haber congelado el sueldo de los funcionarios o el salario mínimo, y aseguró que el Gobierno anterior "toleró" la "vergüenza del redondeo con el euro".

Asimismo, le reprochó sus críticas al señalar que "le debería de alegrar que tengamos la tasa de paro mas baja de la democracia" y recordar que, en cuestión de inflación, la tasa media de la anterior legislatura fue el 3,4 por ciento y la de ésta el 3,2, aunque en esta ocasión los precios del petróleo y los cereales son tres veces mayores que los de entonces.

Zapatero insistió en que el país está "mejor preparado que nadie" para afrontar la desaceleración, "por la fortaleza de nuestro sector financiero" y de las cuentas públicas, y se comprometió a seguir trabajando con los agentes sociales y "ayudando a las familias con más dificultades".

Ante la alusión de Rajoy sobre que el Gobierno no le ha dado "cuerda" al "reloj" de la economía, Zapatero sentenció: "los relojes van a pila y nosotros hemos cargado las pilas de la economía".

En este sentido se refirió a la creación de tres millones de empleo o a la reducción de la deuda pública "más que cualquier otro país en todo el mundo desarrollado".