Público
Público

Zapatero dice que la Expo es una oportunidad para demostrar la capacidad de las empresas españolas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Con música de guitarra española y con el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, y la Copa del Mundo de fútbol como invitados, la Exposición Universal de Shanghái inauguró hoy el Día de Honor de España, jornada que el Ejecutivo quiere aprovechar para impulsar las relaciones económicas.

Tras el izado de la bandera, Zapatero aseguró que la Expo ofrece una excelente oportunidad de demostrar al gigante asiático y al mundo lo mejor del país: "el empuje de sus empresas y la capacidad creativa e innovadora de la España de hoy".

Recalcó el valor estratégico de las relaciones con China como "socios y aliados" y dejó claro que España desea manifestar su amistad con hechos, por lo que ha instalando uno de los pabellones de mayor tamaño, con un completo programa de actividades.

"España ha querido participar en la Exposición Universal con una presencia a la altura de lo que quiere representar en el mundo y de lo que quiere impulsar en China", subrayó Zapatero, quien garantizó que seguirá trabajando para reforzar los vínculos y la cooperación bilateral con un país clave en el mundo del siglo XXI.

Satisfecho al constatar que el pabellón español es uno de los más visitados de la Expo, llegando al millón de personas cada 25 días, se mostró convencido de que se está trasladando la imagen de un país "plural, moderno rico en tradiciones y además volcado en la innovación y los avances tecnológicos".

Shanghái, añadió, supone un "privilegiado escaparate" para poner en valor a las empresas y las marcas españolas, difundir la lengua y dar a conocer el arte, la cultura, la gastronomía, la ciencia y la innovación nacional.

El máximo responsable del Partido Comunista en Shanghái, Yu Zheng Sheng, elogió el "gran peso" de la economía española en la UE y garantizó que el país es uno de los principales socios comerciales de China en Europa.

Ratificó además el deseo de su gobierno de explorar las potencialidades de esa colaboración y multiplicar la cooperación en áreas como el medio ambiente y las energías limpias.

Zapatero destacó también el trabajo realizado por Bigas Luna, Basilio Martín Patino e Isabel Coixet en las tres salas principales del pabellón español y cómo el cocinero Pedro Larumbe está haciendo descubrir "la tapa" a los chinos.

Agradeció además el esfuerzo realizado por los Ayuntamientos de Madrid, Barcelona y Bilbao para participar en esta Exposición con pabellones propios, que tiene previsto visitar tras recorrer los de China y España.

La Copa del Mundo ganada por la selección española de fútbol en Sudáfrica, que viajó hasta China en el avión oficial de Zapatero, se instaló en una vitrina a la entrada del pabellón español y se convirtió en el objeto más fotografiado por las interminables colas de visitantes.

El presidente del Gobierno español se encuentra acompañado de sus ministros de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos; Industria, Miguel Sebastián; y Ciencia y Tecnología, Cristina Garmendia, que, tras Shanghái y Pekín, le acompañarán el miércoles en su primera visita oficial a Japón.

Después asistirá a la celebración del décimo aniversario de la Cámara Oficial de Comercio e Industria de España en China, que ha reunido en Shanghái a muchos de los empresarios españoles con intereses en el país asiático encabezados por el presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, que también asistió a la inauguración del Día de Honor de España en la Expo.