Público
Público

Zapatero dice que el mérito de que el terrorismo se haya acabado es de los vascos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha asegurado hoy que "el mérito" de que el terrorismo haya acabado es de los vascos, mientras que el lehendakari, Patxi López, le ha dado las gracias en nombre de Euskadi por haber ayudado a sus ciudadanos a vencer a ETA.

Zapatero ha sido recibido hoy por el lehendakari en Ajuria Enea para analizar la situación creada tras el cese de la violencia de ETA, en la segunda visita desde 1980 en que un jefe de Gobierno acude a la residencia oficial de su homólogo vasco.

En la reunión, que se ha celebrado en medio de una gran expectación mediática, Zapatero ha trasladado a López su confianza en el liderazgo que ha asumido en esta nueva etapa, cuya consolidación "va a llevar tiempo y va a exigir una enorme capacidad de sumar y de entender".

La comparecencia conjunta de ambos dirigentes políticos ante los medios, tras una reunión que se ha prolongado durante más de una hora, ha estado plagada de reconocimientos mutuos.

Zapatero ha trasladado a López su respaldo "pleno" a la gestión que está haciendo de la nueva etapa y ha pedido también a la sociedad vasca que reconozca el liderazgo del lehendakari.

Asimismo, ha reclamado a los partidos políticos que apoyen al lehendakari porque el nuevo tiempo exige diálogo y ha considerado que la dificultad o sencillez de este nuevo tiempo radicará en que la dirección que se le dé sea adecuada y en que exista una política de unidad.

El presidente del Gobierno ha confiado en que la nueva etapa que apenas se ha iniciado "se va a hacer bien" y ha asegurado que se siente "orgulloso" de la tarea que López ha empezado.

A falta de dos meses para que deje la Presidencia del Gobierno, Zapatero ha recordado que en las dos legislaturas que ha gobernado siempre ha tenido el afán de hacer todo lo que estuviera en su mano por terminar con la lacra del terrorismo de ETA.

No obstante, ha destacado que "el mérito" de que se haya conseguido este objetivo es de los vascos y ha asegurado que sin la fuerza de resistencia y la ambición de la esperanza de los ciudadanos de Euskadi, "no se habría conseguido poner fin a esta pesadilla".

También ha apelado al recuerdo de las víctimas y ha considerado que además de construir la convivencia hace falta mantener la memoria.

Para el lehendakari, recibir a Zapatero ha supuesto una doble satisfacción porque su visita se produce con "un nuevo tiempo despejado de la nube negra de la violencia" y porque de la mano de su Gobierno han llegado a Euskadi las mayores inversiones.

En cuanto al cese de la violencia, López ha agradecido públicamente la "apuesta decidida" de Zapatero por el fin de la violencia, tras haberlo "arriesgado todo" en la primera legislatura, y su esfuerzo permanente por la paz y la libertad.

También ha coincidido con el presidente del Gobierno en que el final de la violencia es una victoria del Estado de Derecho, de la política de tolerancia cero, de la labor policial y judicial, de la resistencia cívica y del coraje de las víctimas.

En este sentido, López ha recordado al magistrado José María Lidón, asesinado por ETA el 7 de noviembre de 2001, hoy hace diez años.

De cara al nuevo tiempo, el lehendakari ha señalado que el futuro de Euskadi debe construirse desde la esperanza pero también desde la memoria y "sin revancha" aunque tampoco debe permitirse "que los verdugos se conviertan en víctimas", por lo que ha emplazado a "despejar dudas y cortar las alas a los nostálgicos" de la violencia.

López ha advertido de que "no es momento de prisas", sino de "prudencia y sosiego", ya que "no se va arreglar en diez días de urgencia cuarenta años de violencia".

Ha subrayado, además, la importancia de que los Gobiernos central y vasco alcancen el máximo consenso en las decisiones que se tomen para consolidar la paz, así como de lograr la unidad de los partidos y de que éstos trabajen bajo la premisa de sumar consensos.