Público
Público

Zapatero dice que perseguirá sin descanso a los asesinos de Uría

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Teresa Larraz y Arantza Goyoaga

El Gobierno expresó su absoluta determinación para perseguir sin descanso a los autores de la muerte del empresario Ignacio Uría Mendizábal, de 71 años, a quien ETA asesinó el miércoles a tiros en la localidad guipuzcoana de Azpeitia.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, dijo en una comparecencia que la muerte de Uría, cuya empresa trabajaba en la construcción del tren de alta velocidad en el País Vasco, demuestra que los objetivos de ETA trascienden cualquier coyuntura y situación.

"Los asesinos de Ignacio Uría conocen la suerte de quienes les han precedido en su actividad criminal, la suerte que les espera, pasar el resto de su vida en la cárcel. Que no duden ni por un momento de que así será", afirmó Zapatero.

de la que es uno de los propietarios - y huyeron en un turismo, informó la policía autónoma vasca.

Esta constructora es adjudicataria de un tramo de las obras del AVE en el País Vasco, que han sido objeto de amenazas por parte de ETA.

El coche que utilizaron los autores de la muerte de Uría había sido robado horas antes en la zona de Itziar, y posteriormente abandonaron el vehículo tras prenderle fuego en esta misma zona.

Los integrantes de la Asociación de Ayuda en Carretera DYA de Guipúzcoa intentaron reanimarle, pero sobre las dos de la tarde se confirmó el fallecimiento.

Tras el atentado se ha cancelado el encuentro que estaba previsto para el jueves entre Zapatero y empresarios y sindicalistas vascos en un hotel de Bilbao, según anunció el jefe del Ejecutivo.

CONDENA ABSOLUTA

En una comparecencia previa, el lehendakari, Juan José Ibarretxe, manifestó que la sociedad vasca nunca olvidará "los atroces asesinatos de ETA" y calificó de "cobardes" a los autores de la muerte de Uría.

"¡Qué valentía acercarse a un coche cuando una persona de 71 años que lleva toda la vida trabajando se va a montar en él. Es toda una valentía, toda una forma de defender curiosamente al pueblo vasco, asesinar a los hijos de este pueblo. Me da igual que sean policías, periodistas, jueces, empresarios, políticos", afirmó.

Por su parte, el líder del PP, Mariano Rajoy, apostó por la colaboración de todos para acabar con la banda.

"Tengo la absoluta convicción de que la unión de los partidos políticos y de la sociedad española, la labor de la policía, la Guardia Civil y de los Cuerpos de Seguridad del Estado y la colaboración internacional acabarán y muy pronto con ETA", dijo ante los periodistas al salir de un acto en la localidad conquense de Tarancón.

El portavoz socialista en el Congreso, José Antonio Alonso, dijo que están en contacto con el resto de grupos de la Cámara para convocar una "reunión de repulsa a este bárbaro atentado, para reafirmar la unidad política de los demócratas en la lucha contra el terrorismo, hasta la derrota definitiva de ETA".

En un comunicado publicado en ETA el 16 de agosto, la banda armada asumía la autoría de tres atentados contra empresas adjudicatarias del TAV, en el que afirmaba que "los intereses que están detrás del TAV son ajenos a Euskal Herria. No hay un solo beneficio y, por lo tanto, lo único que nos quedará será la cicatriz de cemento que atravesará nuestro pueblo de punta a punta".

Por otro lado, Eusko Alkartasuna ha decidido abandonar la coalición de gobierno municipal de Azpeita después de que en un pleno convocado por esta formación, el alcalde y los concejales de ANV se negaran a rechazar la violencia como medio para la consecución de fines políticos y el atentado de esta mañana.

El alcalde de Azpeitia, Iñaki Ezkarrin, pertenece a ANV y gobierna en coalición con EA y Aralar.