Público
Público

Zapatero exige ahora "juicios políticos más ponderados"

"1.200 economistas de todos los países del mundo no fueron capaces de prevenir la crisis"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

José Luis Rodríguez Zapatero no pudo ocultar ayer su satisfacción por el demoledor informe sobre la ceguera del Fondo Monetario Internacional (FMI) ante la crisis. Y no tanto por su severa censura hacia la gestión de Rodrigo Rato, sino por cuanto echa por tierra la campaña de la derecha que le marcó a él mismo como el único que no se enteró de lo que se avecinaba. Tampoco fueron capaces de predecirlo '1.200 economistas de primer nivel, de todos los países del mundo', que trabajan en 'la principal institución económica internacional' (el FMI cuenta con 2.700 funcionarios procedentes de 110 países).

Ante la contundencia de la auditoría, cuyo contenido reconoció haber estudiado 'a fondo' en 'la tarde-noche' del miércoles, Zapatero pudo, por fin, soltar algo del lastre que arrastra desde el comienzo de la legislatura. 'El juicio político de algunos debe ser ahora más ponderado. Espero que algunos reflexionen', señaló durante una rueda de prensa conjunta con el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso.

Salgado: 'Otros que se las dan de más listos tampoco previeron la crisis'

El presidente del Gobierno señaló como principal conclusión que crisis como la actual 'son muy difíciles de anticipar y prever'. 'Esa es la realidad dijo a la vista del fracaso del FMI en el cumplimiento de su misión fundamental. Prevenir riesgos de crisis y advertir a los países'. La auditoría deja claro que esta institución 'no previó la crisis, ni la magnitud ni el momento'.

Zapatero evitó cargar contra la persona de Rato 'estuvo una etapa y podía haber pasado con cualquier otro', pero desgranó el contenido del informe en los aspectos que más desmontan la tesis utilizada con más contumacia para desacreditarlo a él. Así, señaló que en 2007 el mensaje del FMI era de 'continuo optimismo', en 2008 hablaba de 'desaceleración' y en el tercer trimestre de 2008 aún sostenía que la crisis ya estaba 'contenida'. Más o menos, lo mismo que decía él en esas fechas. También resaltó que, en las acotaciones referidas a España, 'elogiaba el dinámico sistema de constitución de reservas para pérdidas crediticias y ante la posible burbuja inmobiliaria'.

El PP califica de 'impecable' la gestión de su exvicepresidente

Zapatero vio también la oportunidad de reivindicar la socialdemocracia frente al neoliberalismo porque el informe 'cuestiona unos postulados ideológicos que no funcionaron'.

Horas antes, la vicepresidenta segunda del Gobierno, Elena Salgado, consideró que el citado informe demuestra que 'otros que se las dan de más listos tampoco supieron prever la crisis'. En línea con Zapatero, insistió que el informe 'viene a contrarrestar' algunas acusaciones que se han lanzado contra el Gobierno.

Por su parte, el PP salió ayer a defender la tarea al frente FMI del que fuera vicepresidente económico del Gobierno de José María Aznar. El partido presidido por Mariano Rajoy calificó de 'impecable' la gestión de Rodrigo Rato.

Así se manifestó ayer en rueda de prensa el vicesecretario de Comunicación de la formación conservadora, Esteban González Pons. Además, recalcó que 'no haber sido capaz de prever la crisis no es lo mismo que mentir' sobre ella.

Con estas palabras, el dirigente conservador intentaba borrar uno de los argumentos más repetidos por los conservadores en el último año. Ese que repiten machaconamente y que apunta a que el Gobierno socialista fue incapaz de anticiparse a la crisis económica.

También añadió Pons que la existencia del citado informe responde, a su entender, a 'cuestiones internas del FMI que no deben empañar el prestigio' de Rato.

Cristóbal Montoro, portavoz económico del partido presidido por Mariano Rajoy, coincidió con Pons en calificar de 'impecable' la tarea del actual presidente de Caja Madrid.