Público
Público

Zapatero garantiza que su prioridad será el empleo, sin "decretazos"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha garantizado hoy que su prioridad ante "esta etapa de dificultades" económicas será el empleo y ha prometido "solidaridad y reformas", pero no para hacer "decretazos", sino para apoyar a los trabajadores que puedan tener problemas.

Según ha avanzado ante el plenario del XI Congreso del Partido Socialista de Madrid (PSM-PSOE), el empleo será el eje de la intervención que el próximo miércoles tendrá en el pleno del Congreso, una sesión monográfica dedicada a la crisis económica.

A pesar de reconocer que la economía ha experimentado un "frenazo" y que atraviesa un "estancamiento serio", ha reiterado su confianza en el potencial económico y social del país; "confianza porque recuperaremos el crecimiento económico y la creación de empleo", ha subrayado.

Ha criticado así a quienes, por interés político, critican al Gobierno y desconocen la fortaleza de la economía española y ha denunciado en concreto la actitud del PP, que, ante la situación que viven España, Europa y todo el mundo desarrollado "no ha aportado nada".

Ha acusado además a la derecha de no querer explicar las causas de la crisis, consecuencia, según Zapatero, de una política "alegre y absolutamente sin control" del sistema financiero de Estados Unidos, que concedía hipotecas "sin ningún tipo de garantía posterior" y que ha puesto en dificultades serias a las empresas y a las familias que necesitan financiación.

Según ha apuntado, en una economía globalizada, aunque España "era y es fuerte", no podía ser inmune a la situación internacional y atraviesa también dificultades.

Mientras dure esta "situación mala", ha garantizado que la política del Gobierno se basará en la solidaridad con los desempleados y con las renta más bajas, a través del diálogo con los agentes sociales.

"Tenemos la firme voluntad y compromiso de hacernos cargo de la situación", ha asegurado.

Junto a la solidaridad, ha prometido reformas para "salir con fuerza y cuanto antes" del estancamiento, para que en el futuro el crecimiento de la economía sea "mejor y más sólido".