Público
Público

Zapatero impulsa un "gobierno común" de la UE contra la crisis

El presidente cierra en Chipre sus contactos previos a la Presidencia española

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente del Gobierno cerró ayer en Chipre el largo recorrido que le ha llevado en los últimos meses a celebrar diversos contactos con todos sus homólogos de la Unión Europea para preparar la Presidencia de la UE que asumirá España el próximo 1 de enero.

Sólo dos días antes de su estreno al frente de los 27, Rodríguez Zapatero continuó desgranando sus prioridades para el semestre español en un periodo marcado por el intento de allanar el camino a la recuperación económica.

Con este objetivo en mente, el jefe del Ejecutivo anunció que su Presidencia buscará que la UE asuma 'más capacidad' para 'hacer un Gobierno común de la economía' de todos sus estados miembros. Zapatero describió esta estrategia como una garantía para abonar un futuro de estabilidad y crecimiento.

La traducción a la práctica de este compromiso teórico será uno de los principales ejes del trabajo de España al frente de la UE, cuyo programa fue bautizado ayer bajo el lema Innovando Europa y que plasma sobre el papel el mismo espíritu que ayer trasladó Zapatero a su homólogo chipriota, Demetrios Christofias.

El texto señala que la Presidencia española arranca 'en un momento estratégico para Europa' por el contexto de la crisis económica y la entrada en vigor del nuevo Tratado de Lisboa.

Estos dos elementos fueron también invocados por el jefe del Ejecutivo desde Chipre. Y por el mismo orden. Si la crisis económica ha sido global y globales son también las respuestas a la recesión defendió en primer lugar Zapatero ahora ha de lograrse también un futuro de cooperación y política común en materia económica para todos los países de la UE. Este gobierno común deberá respetar un requisito para no perder su esencia europea, según advirtió el presidente: sólo será viable si se afronta 'manteniendo las políticas sociales' y el Estado del Bienestar.

Vigente desde el pasado 1 de diciembre, el estreno de facto del Tratado de Lisboa corresponderá a la Presidencia española. Rodríguez Zapatero garantizó que promoverá una 'impecable y rápida' aplicación del texto en todos sus aspectos y, de forma singular, en lo relativo a la figura del nuevo presidente estable del Consejo, responsabilidad recién asumida por el belga Herman Van Rompuy.

En la misma línea estratégica, el responsable del Ejecutivo, señaló también su interés en dedicar especial atención a impulsar en el exterior el cargo de la Alta Representante para la Política Exterior, Catherine Ashton, y todo el servicio diplomático de la UE.