Público
Público

Zapatero lamenta la "demagogia" económica de Rajoy, que le tacha de impasible

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, instó hoy al líder de la oposición, Mariano Rajoy, a no hacer "demagogia" con la economía, de la que no se ha preocupado estos cuatro años, mientras el candidato del PP le tachó de "impasible" ante el aumento de dificultades para los ciudadanos.

El primer debate televisado entre los dos candidatos comenzó con un duro cruce de acusaciones sobre los datos económicos y comparaciones sobre la gestión de los gobiernos socialista y popular.

Rajoy pidió a Zapatero que "no se esconda" tras los buenos datos macroeconómicos, según él "heredados" de la etapa del PP, y le recordó los últimos incrementos de los precios, el paro y el coste de las hipotecas, que aumentan las dificultades de los ciudadanos.

Zapatero, por su parte, reprochó al líder del PP haber recurrido en los últimos meses a la economía tras cuatro años en los que "sólo ha hecho oposición" con ETA, y negando las cifras del conjunto de la legislatura, que muestran que el crecimiento económico y del empleo en España superan al de los ocho países más industrializados.

El presiente del Gobierno insistió además en que España está "mejor preparada que nadie" para afrontar la actual coyuntura, que primero denominó "desaceleración" y después reconoció como proceso de "recesión económica mundial", pese al cual el país seguirá creciendo por encima de la media de la UE.

En su respuesta, Rajoy acusó al jefe del Ejecutivo de haberse dedicado a ver "lo bien" que iban las cosas hasta que "dejaron de ir bien" y de no haberle dado "cuerda" al "reloj" de la economía, "que se ha parado".

"Los relojes van a pila y nosotros hemos cargado las pilas de la economía", le respondió Zapatero, quien incidió en la fortaleza de la economía, gracias a la reducción de la deuda pública en trece puntos, la consecución de superávit en todos los ejercicios, la creación de empleo o la solidez del sistema financiero.

Además, el jefe del Ejecutivo se comprometió a seguir trabajando con los agentes sociales para promover más empleo, así como a ayudar a las familias más necesitadas, con medidas como la anunciada hoy de permitir la ampliación gratuita de los plazos hipotecarios.

Mientras Zapatero enumeró los logros de la legislatura y reiteró la buena posición española ante los actuales y futuros retos, para Rajoy "lo más importante" es que España está en una situación "mucho peor que otros países para abordar problemas económicos".

Además, Rajoy recurrió a otros datos como las altas subidas en un año de precios de productos básicos como la leche, los huevos, el pollo o el pan, citó de nuevo la subida del paro y se refirió a la tasa de inflación, situada en el 4,3 por ciento.

El líder de la oposición reclamó también a Zapatero que hablase de lo que "le importa a los ciudadanos", como el crecimiento de las desigualdades entre las rentas de ricos y pobres.

Zapatero, por su parte, recordó que en el debate de su investidura Rajoy le exigió un crecimiento del 3 por ciento y la creación de dos millones de empleos, cuando en realidad la economía ha crecido el 3,7 por ciento y hay tres millones de nuevos puestos de trabajo.