Público
Público

Zapatero lleva al G-20 el control salarial de directivos

 La Comisión apoya una supervisión europea en 2010 y un sistema de alerta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

España ya tiene su propuesta para la reunión crucial que tendrá el G-20 el 2 de abril en Londres para intentar paliar la crisis mundial cuanto antes. El Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero llevará una batería de diez iniciativas, entre las que destaca la de controlar (que no limitar) los sueldos de los ejecutivos y regular las indemnizaciones por despido, de manera que un alto cargo no se pueda ir con un gran bonus de una empresa que ha tenido resultados 'catastróficos'. También quiere Zapatero que los accionistas conozcan y voten los salarios individuales de los gestores.

En un documento en el que exige rapidez para acometer las reformas, el Gobierno español reclama que los estados mantengan las medidas extraordinarias actuales hasta el final de la crisis y que, si es necesario, compartan con los bancos los riesgos para que den nuevos créditos. Además, pide que se implante en todo el mundo un sistema de provisiones bancarias similar al español, que se mejore la contabilidad del sistema financiero, que aumente la transparencia de este sector y que se apliquen más medidas contra las prácticas engañosas.

Por otra parte, la Comisión Europea respaldó ayer el informe del grupo de expertos dirigidos por Jacques de Larosière, antiguo director del FMI, donde se propone la creación de tres organismos que sean capaces de prever las crisis financieras. El presidente de la Comisión, José Manuel Durao Barroso, apoyó la creación de una Autoridad Bancaria Europea, otra bursátil y otra de seguros, que coordinarán a partir de 2010 a los supervisores nacionales. Barroso enfrió, sin embargo, la idea de un supervisor único para la UE y alentó, a cambio, un sistema de alerta temprana. La Comisión presentará sus propuestas definitivas en mayo.