Público
Público

Zapatero no se plantea ahora ninguna reforma

Montilla denuncia la "vil" presión del PP contra el Estatut

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

José Luis Rodríguez Zapatero no se plantea ahora ninguna reforma de la Constitución. Lo dejó bien claro ayer, tras afirmar que la Carta Magna es 'muy útil y funciona'.

El presidente del Gobierno afirmó que, aunque es 'mejorable', no existe 'en el horizonte inmediato una necesidad imperiosa'. Condicionado por la falta de consenso con el PP, hacía así oídos sordos a sondeos como el Publiscopio de ayer, según el cual el 69% de los españoles es partidario de una reforma constitucional y sólo un 43% votaría hoy a favor del texto vigente.

El líder del PP, Mariano Rajoy, admitió que 'en esta vida nada es inmodificable'. Pero insistió en que, si se decide algún retoque, ha de ser con 'las ideas muy claras' y con la condición de que lo comparta 'una amplia mayoría'. A su juicio, sólo se debe hacer con el fin 'de mejorar la eficacia de las instituciones, la igualdad de todos los españoles en derechos y deberes, y el refuerzo de los derechos individuales'. En este marco, se declaró dispuesto a votar a favor de una reforma del Título II para garantizar la igualdad entre hombre y mujer en la sucesión a la Corona.

Mariano Rajoy admitió que 'en esta vida nada es inmodificable'

El presidente de Castilla-La Mancha, el socialista José María Barreda, se mostró también partidario de una reforma, 'pensando en el futuro y en las generaciones jóvenes', así como en la adecuación del texto 'a una España que está en Europa y una Europa que está en un contexto de mundialización'.

El diputado de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, defendió que la reforma no sólo es necesaria, sino que le parece 'inevitable'. Por eso lamentó que algunas formaciones políticas, en alusión al PP, hagan uso de 'una especie de derecho de veto'. Para IU, es importante corregir asuntos como el sistema electoral o las relaciones con la jerarquía eclesiástica. Y poder, ya de paso, adaptarla a las nuevas demandas sociales.

A la reforma del sistema electoral, para acercar a los parlamentarios a los ciudadanos se apuntó también el presidente del Congreso de los Diputados, José Bono, en declaraciones a TVE.

Con la sentencia sobre el Estatut planeando durante el acto de conmemoración de la Constitución, Rajoy defendió que 'la solución a cualquier problema que se pueda plantear' en España estará siempre 'en la Constitución'. 'Buscarla fuera no conducirá a nada bueno', apuntó el presidente del PP, que pidió 'sensatez, mesura y rigor' ante la esperada sentencia.

El president de la Generalitat de Catalunya, José Montilla, no tenía previsto hacer declaraciones, pero cambió de opinión tras el discurso del presidente del Congreso reclamando respeto para el 'árbitro'.

'Yo también he pedido respeto para los árbitros, para el Tribunal Constitucional'

'Yo también he pedido respeto para los árbitros, para el Tribunal Constitucional. Cuando hablo de cuatro magistrados que han acabado su mandato y no han sido renovados, de uno que ha fallecido y otro que ha sido recusado, estoy defendiendo el Tribunal Constitucional porque eso en otros países europeos sería impresentable', afirmó.

Tras haber comentado en los corrillos que son 'otros' los que presionan de una 'manera vil' al Tribunal, a micrófono abierto señaló claramente al PP: 'Seguramente no lo defienden otros que bloquean su renovación o empezaron a utilizar malas artes contra el Estatut antes de que llegara al Congreso. Eso sí que es presionar y no respetar las reglas del juego'.

Y, para concluir, Montilla hizo una cerrada defensa de la Carta Magna como 'una Constitución que es de todos y ha demostrado ser un excelente instrumento para cohesionar y respetar la diversidad', mientras que 'hay quienes la defienden hoy, pero ni la votaron ni creyeron en ella'.