Público
Público

Zapatero pide un debate robusto en el congreso federal y elección democrática

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, ha apostado hoy por un "debate robusto" en el próximo congreso federal de su partido y por la "libre elección democrática" de la nueva dirección como paso indispensable para volver a recuperar la confianza de los ciudadanos.

Zapatero ha abierto con su intervención el Comité Federal del PSOE que analizará las causas de la histórica derrota en las urnas de los socialistas y que dará los primeros pasos para el congreso federal del próximo mes de febrero, en el que tiene que renovarse la dirección.

Una "ardua tarea", a su juicio, la que tiene el PSOE por delante para tratar de recuperar los apoyos perdidos y la confianza de los ciudadanos en un partido capaz de gestionar la economía y fomentar el empleo.

"Ésta es ya la tarea del futuro, la que le corresponderá realizar a la nueva dirección", ha apostillado, convencido de que la historia del PSOE "se construye también y sobre todo congreso tras congreso, con el debate robusto y la libre elección democrática de la dirección".

Tras indicar que así lo han hecho los socialistas en todos sus congresos federales y que así lo harán en el de febrero, Zapatero ha subrayado que éste "ya es el tiempo de los militantes, de abrir nueva etapa".

Se ha mostrado seguro asimismo de que ningún partido se identifica más que el PSOE con los valores predominantes de la mayoría social, por lo que no hay que buscar ahí las causas de la derrota, sino en el descontento político y en la intensa preocupación social generada por la persistencia de la crisis y las dudas sobre la capacidad de salir de ella.

Así las cosas, ha recordado que el PSOE es capaz de movilizar "amplias corriente sociales cuando es percibido como alternativa de gobierno".

"Esa es nuestra vocación natural desde el inicio de la transición, ser partido o alternativa de gobierno, ser fuerza mayoritaria, y en tal condición nadie ha dejado tanta huella en la democracia española, una huella de modernización y progreso", ha incidido.

Ahora, según Zapatero, el objetivo es "volver a serlo y pronto", y para ello el PSOE tendrá que saber volver a tomar el pulso a los valores mayoritarios de la sociedad española en un mundo global y cambiante.

"Muy consciente" de que los socialistas salen "heridos" de la derrota del 20N y de que éste es "un tiempo particularmente difícil" para ellos, Zapatero ha hecho hincapié en que eso "no merma ni un ápice" su confianza en el futuro, en los militantes, en la fuerza de su trayectoria y en el amplio respaldo que les han dado en otras ocasiones.