Público
Público

Zapatero pide a la Iglesia igual respeto para exhumaciones y canonizaciones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente del Gobierno de España, José Luis Rodríguez Zapatero, pidió hoy que, igual que fueron respetados los procesos de canonización de los mártires de la Iglesia católica durante la Guerra Civil (1936-1939), sea respetado el derecho a localizar y exhumar los cadáveres de las víctimas del franquismo.

En una rueda de prensa junto al presidente de Panamá, Martín Torrijos, Zapatero se refirió a unas declaraciones del presidente de la Conferencia Episcopal (CEE), cardenal Antonio María Rouco, quien la víspera llamó a evitar actitudes, palabras y estrategias que puedan derivar en confrontaciones violentas.

Rouco, presidente de la CEE y arzobispo de Madrid, se refería al proceso de investigación judicial abierto en España -en el marco de la Ley de recuperación de la memoria histórica- sobre las desapariciones de personas durante la Guerra Civil (1936-1939) y el regimen del dictador Francisco Franco (hasta 1975).

Según el cardenal, muchas personas "manifiestan una justificada inquietud ante el peligro de un deterioro de la convivencia serena y reconciliada, que hemos logrado ya en nuestra sociedad".

Hoy, en su réplica, el presidente del Gobierno coincidió con el religioso en la necesidad de preservar el "gran valor" que supone la reconciliación de los españoles conseguida durante la transición, pero instó a Rouco a reflexionar sobre sus palabras en torno a la memoria histórica.

A juicio de Zapatero, "por un principio equitativo, de sentido común y de sentimiento de compatriotas", las familias que desean saber dónde están sus familiares víctimas de la Guerra Civil y de la represión franquista y recuperar sus cuerpos, debe ser respetadas igual que "todos respetamos los procesos de canonización de gente que sufrió" en esa misma guerra.

Las canonizaciones de los mártires de la Iglesia, dijo el presidente, fueron respetadas "por todos los ciudadanos de todos los colores en ese espíritu de reconciliación", el mismo que debe prevalecer ante la petición de quienes buscan a sus seres queridos.

A juicio de Rodríguez Zapatero, ese es "el espíritu profundo de la reconciliación: respetar que lo que fue aquel drama, aquella tragedia histórica para todos los españoles sea asumido por cada uno de ellos".

El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón abrió a mediados de octubre la investigación sobre las desapariciones, al considerar que son delito de detención ilegal y encajan en el marco de crímenes contra la Humanidad.