Público
Público

Zapatero pide prudencia y asegura todos los esfuerzos para liberar al atunero

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha pedido hoy prudencia en torno al secuestro del atunero español "Alakrana" y ha garantizado que su Ejecutivo está haciendo "todo lo que está a su alcance" para liberar a este buque, secuestrado por piratas en el Índico desde hace 27 días.

Zapatero ha respondido así durante la sesión de control al Gobierno del pleno del Congreso, después de que el portavoz del PNV, Josu Erkoreka, le pidiera que evaluara la gestión desarrollada hasta ahora por el Ejecutivo en torno al secuestro del atunero "Alakrana".

Ha recordado, además, que durante la Presidencia española de la UE, en el primer semestre del 2010, su Ejecutivo promoverá una conferencia internacional sobre la piratería, en la que se abordará qué medidas deben ponerse en marcha.

Tras expresar su apoyo y solidaridad con los marineros retenidos hace 27 días y con sus familias, Zapatero ha garantizado que el Gobierno está haciendo "todo lo que está a su alcance" en el ámbito internacional y en el interno para lograr la liberación y la vuelta a España de esos compatriotas.

El jefe del Ejecutivo ha asegurado que su Gobierno fue uno de los impulsores de la operación "Atalanta", de lucha contra la piratería en el Índico, gracias a la cual, ha agregado, se han evitado muchos otros ataques a pesqueros.

Ha apuntado que, sin embargo, actualmente hay siete buques retenidos, y ha dicho que en el último año han sido secuestrados o han sufrido intentos de abordaje pesqueros de bandera francesa, alemana, belga o italiana, entre otros.

En el ámbito interno, ha explicado que el Consejo de Ministros ha remitido al Consejo de Estado un decreto para modificar el reglamento de seguridad privada y sobre el uso de armas de guerra para permitir que los barcos españoles que faenen en el Índico puedan llevar personal armado con efectos disuasorios contra los piratas.

Lo hecho hasta ahora en este asunto ha sido, según Zapatero, "lo que aconsejan las disponibilidades y las leyes españolas, en opinión del Estado Mayor, y de las condiciones en la zona para hacer una tarea de esta naturaleza".

Josu Erkoreka, por su parte, ha afirmado que, mientras dure el secuestro, se abstendrá de plantear debates que enturbien la negociación o que sean contraproducentes para la liberación de los secuestrados.

No obstante, sí ha tildado de "absurdo vodevil" la situación creada con los dos piratas detenidos que han sido trasladados a España, que le parece "un cóctel inexplicable de incompetencia, ligereza y fatalidad".

También se ha quejado de que el secuestro del "Alakrana" era "previsible" y se podría haber evitado si el Gobierno no se hubiera resistido, de acuerdo con sus palabras, a adoptar las medidas propuestas hace algunas semanas en el Congreso.

Unas medidas similares a las que llevan los buques franceses, que han conseguido repeler un intento de abordaje pocos días después del secuestro del buque español.

"Todo el mundo se dio cuenta de que su Gobierno falló en la prevención", ha lamentado.

A este respecto, Zapatero le ha emplazado a ser prudente a la hora de hacer juicios comparativos con las capacidades de otros países, antes de reiterar que el Gobierno está dispuesto a hacer todo lo que esté en su mano para liberar al "Alakrana" y seguir luchando contra la piratería.