Público
Público

Zapatero pide "respeto" a la Iglesia

Rouco pide que se flexibilice la aplicación de Educación para la Ciudadanía y el presidente le replica que "la ley es la ley"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, le pidió hoy al presidente de la Conferencia Episcopal, Antonio María Rouco Varela, la 'misma lealtad y respeto' que el Ejecutivo tiene con la Iglesia católica.

Así lo expresó en rueda de prensa la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández del Gobierno, al término de la reunión que Rodríguez Zapatero y Rouco Varela mantuvieron en el Palacio de la Moncloa. De la Vega calificó el encuentro sostenido este viernes entre el jefe del Ejecutivo y el presidente de la Conferencia Episcopal como respetuoso y dentro de la 'obligada cortesía institucinal'.

Según De la Vega, Zapatero informó a Rouco Varela de las líneas generales por las que transcurrirá la Ley de Libertad Religiosa, aunque destacó que la Iglesia será informada puntualmente cuando los planteamientos estén determinados.

'Se trata de un encuentro obligado y normal teniendo en cuenta que es su primera cita tras su primera elección. Hay que enmarcar el encuentro dentro de la obligada cortesía institucional', dijo De la Vega en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

'(Zapatero) ha reiterado que cuenta con el respeto del Gobierno de España por la Iglesia Católica, que representa a millones de fieles en nuestro país, y cuenta con nuestro respeto y lealtad (...) el mismo respeto y lealtad que ofrecemos la pedimos también para la Iglesia', afirmó.

Según la vicepresidenta, ambos han realizado un repaso general de varias cuestiones, aunque fundamentalmente hablaron de los preparativos para la visita de Benedicto XVI a España en 2011 con motivo de la Jornada Mundial de la Juventud, además de la polémica asignatura de Educación para la Ciudadanía.

En cuanto a esto último, fuentes del Gobierno indican que Rouco ha pedido flexibilidad en la aplicación de la asignatura, pero el jefe del Ejecutivo le ha respondido que la 'ley es la ley'.

De la Vega destacó que el encuentro transcurrió en términos de mucho respeto y diálogo, y enfatizó la 'normalidad' de las relaciones entre el Gobierno y la Iglesia y jerarquía católicas.

Por su parte, la Conferencia Episcopal ha difundido un comunicado tras el encuentro en el que declara que la iglesia católica 'promueve el respeto a la legítima autoridad del Estado y ejerce, a su vez, el propio ministerio de celebrar y anunciar la fe y la moral católica con libertad evangélica'.

En su nota, el cardenal Rouco Varela agradece a Rodríguez Zapatero la oportunidad de conversar sobre el discurrir de las relaciones Iglesia-Estado, 'en el marco del mutuo reconocimiento de las respectivas misiones, así como de la independencia y la colaboración en el servicio al bien común'.

Según la jerarquía eclesiástica, el encuentro se ha desarrollado en 'un ambiente de cordialidad', y en él se ha abordado también el tema de la próxima Jornada Mundial de la Juventud, que tendrá lugar en Madrid en el verano de 2011. Rodríguez Zapatero 'ha mostrado su satisfacción por el hecho de que este evento de relevancia universal tenga lugar en España y ha ofrecido la colaboración del Gobierno para un buen desarrollo de la Jornada', concluye la Conferencia Episcopal.

Esta ha sido la primera reunión entre ambos desde que Rouco Varela sustituyó a Ricardo Blázquez como presidente de los obispos en marzo, en una votación en la que se impuso por 39 votos frente a 37, que dieron la victoria al ala más dura y conservadora de los obispos, tras un período regido por el arzobispo de Bilbao, considerado más moderado.

El ultraconservador Rouco Varela, también arzobispo de Madrid, ya había estado al frente del obispado entre 1999 y 2005.

Las relaciones entre el Ejecutivo de Zapatero y la Iglesia no han sido fáciles, y esta última ha acusado al Gobierno de estar a la vanguardia de una 'revolución' que está minando la moral católica, criticando leyes como las que han legalizado los matrimonios homosexuales y el 'divorcio exprés'.

La Conferencia Episcopal había pedido antes del inicio de la campaña electoral y a través de una nota el voto para los partidos que no negocian con ETA, en una muestra de claro rechazo al diálogo iniciado por el Ejecutivo con la banda armada durante la tregua que acabó en junio de 2007.

Rouco ha estado presente en manifestaciones contra las leyes del Gobierno socialista como la del matrimonio homosexual y las denominadas en defensa de la familia.

En aquellos momentos, el Gobierno defendió que la Constitución delimita las funciones de las instituciones del Estado y de las religiosas con el principio de aconfesionalidad y el respeto a la libertad religiosa como fundamento.