Público
Público

Zapatero prorroga la central de Garoña hasta 2013

El Ejecutivo asegura que la decisión es irreversible, independientemente de quien gane en las elecciones de 2012, aunque Rajoy anuncia que derogará la orden ministerial si gobierna 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno actual de José Luis Rodríguez Zapatero no iniciará el desmantelamiento de la central nuclear de Santa María de Garoña. El ministro de Industria, Miguel Sebastián, anunció ayer que el Ejecutivo 'permitirá seguir operando durante cuatro años más, hasta su cese de actividad en 2013', a la planta atómica burgalesa. Según fuentes gubernamentales, en una orden ministerial que se aprobará hoy en el Consejo de Ministros 'se especificarán jurídicamente las condiciones para que esta decisión sea irreversible, independientemente de lo que ocurra en las elecciones generales del año 2012'.

El líder del PP, Mariano Rajoy, anunció ayer, minutos antes de asistir a un almuerzo con la Confederación Española de Organizaciones Empresariales, que si su partido gana en 2012 pedirá un informe al Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) para prorrogar la actividad de la central, informa María Jesús Güemes. 'Si el Consejo ha dicho que Garoña puede seguir viviendo 10 años más y nos lo dice en su momento, nosotros estaríamos a su dictamen. Quiero dejarlo muy claro porque este punto irá en el programa electoral del PP para las próximas elecciones', aseguró.

CiU e ICV confían en que el próximo Gobierno revoque la decisión

'Una bomba para la industria'

En algunos medios de comunicación se ha especulado esta semana con que la prórroga hasta 2013, en lugar de hasta 2011 como insinuó Zapatero en el Congreso y el Senado, era fruto de un pacto con CiU para obtener su respaldo a los Presupuestos Generales de 2010. Sin embargo, el portavoz de Industria de este partido, Josep Sánchez Llibre, cargó ayer contra la decisión del Gobierno y la tildó de 'bomba en la línea de flotación de una de las palancas más importantes de la política industrial española'. El consuelo, para Llibre, es que 'esta mala decisión podrá ser reversible a partir de 2012 en función de quién esté en el Gobierno estatal'. También, para el portavoz, 'una nueva orden ministerial puede anular la actual'. Por su parte, Joan Herrera, portavoz de ICV, aseguró que el dictamen supone 'tirar la pelota adelante para que un próximo Gobierno del PP o del PSOE revoque en 2013 la decisión'.

Las fuentes jurídicas consultadas por este diario subrayan que 'es imposible blindar jurídicamente una decisión política'. El próximo Gobierno, sea del PSOE o del PP, 'podrá derogar sin más esta orden ministerial con otra orden ministerial', explican las mismas fuentes. Preguntado tres veces por la reversibilidad de su decisión, el titular de Industria se limitó a señalar que 'ese escenario no se contempla'.

El Ejecutivo promete conceder 100 millones de euros para la región

En una comparecencia conjunta con su homólogo de Trabajo, Celestino Corbacho, en la que ninguno de los dos mencionó la palabra cierre, Sebastián explicó que el Consejo de Ministros aprobará hoy un plan de reindustrialización, 'si es posible energético', para la comarca del Valle de Tobalina. Sin embargo, a preguntas de los periodistas, no descartó la construcción en la región del almacén temporal centralizado, el cementerio nuclear previsto para 2012 y pendiente de ubicación. Además, tranquilizó a las eléctricas al declarar que el resto de centrales podrán operar 'al menos hasta que cumplan 40 años'.

El ministro fundamentó la decisión de 'cesar la operación' de la planta el 5 de julio de 2013 en que 'es políticamente coherente, laboralmente responsable, técnicamente justificable y energéticamente posible'. El camino hacia la desnuclearización de la comarca se cimentará, según Corbacho, en la reindustrialización de la zona, el turismo (aunque no mencionó el proyecto de parador en la región, como se publicó en algunos medios) y la mejora de las infraestructuras para 'mejorar la competitividad de la zona'.

Además, Corbacho indicó que Industria contempla conceder 100 millones de euros en subvenciones para el proyecto de regeneración, que se complementarán con contribuciones europeas. 'La UE permite en esta zona ayudas directas a fondo perdido a la inversión de nuevas actividades económicas, hasta el 50%', explicó Corbacho, que titubeó cuando intentó recordar el nombre de la región y acabó diciendo 'la comarca en la que tiene lugar esta actividad económica'.

Para Sebastián, el cese de la operación de Garoña, propiedad de Endesa e Iberdrola, en 2013 es 'coherente con el programa electoral de 2008'. En este documento, el PSOE aseguraba que mantendría 'el compromiso de sustitución gradual de la energía nuclear por energías seguras, limpias y menos costosas, cerrando las centrales nucleares de forma ordenada en el tiempo al final de su vida útil'. A lo largo de las últimas semanas, el presidente del Ejecutivo fijó en 40 años el periodo de 'vida útil' de la central, inaugurada en 1971, por lo que sugirió que su actividad caducaría en 2011.

Sin embargo, este concepto es muy polémico. El CSN asegura que las centrales nacionales tienen una vida de diseño de 40 años, al igual que las estadounidenses y las europeas con la misma tecnología. 'Pero la vida útil puede ser mayor que la de diseño', matiza el CSN. Este organismo, presidido por Carmen Martínez Ten, nombrada a propuesta del PSOE, dictaminó el pasado 5 de junio que la vida útil de Garoña expira dentro de 10 años, en 2019.

El Gobierno se ha decantado, por lo tanto, por cerrar la planta en 2013, tras 42 años de actividad. Pero si se homologa la vida útil a la de diseño, como ha hecho el Gobierno durante las últimas semanas, la central debería haber cerrado sus puertas en 2011. Si se hace caso al organismo regulador del sector, sin embargo, el valle de Tobalina tendría que producir energía atómica al menos hasta 2019.