Público
Público

Zapatero prorroga Garoña hasta 2013

La planta debe seguir funcionando hasta 2013. El Gobierno pondrá en marcha un plan industrial para la región e insiste en que "no olvidaremos a los trabajadores". Lea las charlas con la

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Gobierno ha decidido finalmente no cerrar la central de Santa María de Garoña (Burgos), y prorrogar su funcionamiento dos años más, hasta 2013.

Según informó Público esta mañana, y han confirmado los ministros de Industria y Trabajo en rueda de prensa por la tarde, la central nuclear de Garoña seguirá funcionando al menos hasta julio de 2013. Esta decisión se produce tres días antes de que expire el permiso de explotación actual, el 5 de julio.

Los responsables del Gobierno aseguran que comenzarán a trabajar con las administraciones locales para poner en marcha un plan alternativo para la creación de puestos de trabajo y la recolocación de los puestos de Trabajo.

'La decisión ha sido difícil', ha asegurado Miguel Sebastían que se ha dirigido a los trabajadores de la planta nuclear asegurando que 'no les vamos a olvidar'.

Con esta decisión, se acaba un debate instalado durante varios meses sobre la continuidad o no de la central nuclear. 

El Ejecutivo elaborará un 'plan industrial' consensuado con la Junta de Castilla y León, los sindicatos así como los empresarios para garantizar el empleo de cada uno de los trabajadores de la central de Santa María de Garoña, en Burgos, tras confirmar el cierre de la planta en 2013.

El ministro de Industria, Turismo y Comercio, quien insistió en que el objetivo más inmediato son los empleos directos y para ello hay que trabajar en un plan energético, reconoció la dificultad de la decisión de cerrar la planta burgalesa en 2013, aseguró que es 'técnicamente justificable, políticamente coherente, laboralmente responsable y energéticamente asumible'.

Al final, el Gobierno sigue en parte los consejos del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) que aconsejaba la renovación por diez años de la central de Garoña, pero sujeta a ciertas mejoras y recomendaciones.

La decisión 'que no ha sido fácil', asegura Sebastián, 'es coherente con el programa electoral'. 'Creemos que el CSN ha hecho un gran trabajo, pero sus competencias se refieren estrictamente a la seguridad. La política energética la decide el Gobierno y en el mix energético español tiene mucho peso las energías renovables que pasan por la nuclear', ha concluido.

El Gobierno iniciará un plan social en la región para compensar a los trabajadores y a los ayuntamientos afectados por el cierre de la central en 2013.

Zapatero ha explicado que las medidas sobre Garoña han estado muy trabajadas, ya que no existe una experiencia previa con una central nuclear con más de 40 años. Ha insistido en que el mundo sólo hay una central con más años que la burgalesa en funcionamiento, en el Reino Unido, que cierra en 2011; y que la gran mayoría de las plantas nucleares (67) se ha cerrado con menos de 40 años.