Público
Público

Zapatero rechaza cualquier tipo de violencia que impida el ejercicio de derechos

Afirma que no le preocupa el 15-M, como algo democrático y pacífico que es, y no establece relación de este con lo ocurrido en el Parlament de Catalunya

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha rechazado cualquier tipo de manifestación violenta que impida el ejercicio de derechos al hilo de la situación que se está viviendo en el Parlament de Catalunya.

Esta ha sido la posición de Zapatero ante las protestas de los 'indignados' del Movimiento 15-M, que han intentado impedir el debate de los presupuestos en el Parlament y que han obligado al presidente de la Generalitat, Artur Mas, a ser trasladado en helicóptero a la institución.

El jefe del Ejecutivo fue preguntado por este asunto por los periodistas antes de participar en la sesión de control al Gobierno del pleno del Congreso y se limitó a responder con un 'no' al ser interpelado por la posibilidad de si temía la deriva del Movimiento 15-M.

Sin embargo, con esta respuesta, según fuentes del Ejecutivo, Zapatero se refería al hecho de que no le preocupa el Movimiento 15-M en sí como algo democrático y pacífico que es, y sin establecer vinculación alguna con lo que estaba ocurriendo en Barcelona.

Por su parte, el ministro de la Presidencia, Ramón Jáuregui, ha advertido a los 'indignados' que se han concentrado frente al Parlament de Catalunya de las 'líneas rojas' que no se pueden traspasar en el debate para mejorar la democracia, como son cuestionar el sistema o deslegitimar a sus representantes.

'Recordar a esos 2.000 que ha habido 3.200.000 catalanes que han votado a esos representates'

Jáuregui ha rechazado las 'agresiones' e 'insultos' a los diputados catalanes frente al Parlament, ha recordado que son los representantes del pueblo, y ha hecho hincapié en que la democracia se puede perfeccionar, pero no sustituir.

En su respuesta a una interpelación del diputado de ERC Josu Erkoreka sobre medidas para profundizar en la credibilidad, transparencia, austeridad y los controles democráticos de las instituciones, Jáuregui ha aludido a las protestas que están protagonizando los indignados frente al Parlamento catalán: 'La democracia no tiene alternativa, no hay contramodelo al modelo democrático. Se puede perfeccionar, pero no sustituir', ha proclamado el ministro de la Presidencia.

'Las agresiones e insultos a los políticos son agresiones a representantes del pueblo. Admito la protesta de dos mil, pero quiero recordar a esos dos mil que ha habido 3.200.000 catalanes que han votado a estos representantes', ha recalcado Jáuregui en alusión a los concentrados frente al Parlament.