Público
Público

Zapatero refuerza su alianza con los sindicatos frente a la crisis

El líder del PSOE agradece su «ayuda garantizando la paz social» y reivindica la concertación 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente del Gobierno renovó y reforzó ayer su alianza con los dos sindicatos mayoritarios, UGT y CCOO, como elemento 'vital' de su estrategia para salir de la crisis, en la que según dijo ha llegado el momento de abrir un nuevo proceso de concertación social para recuperar el empleo, especialmente el de los más jóvenes, e impulsar el cambio del modelo productivo. Lo hizo en presencia de los dos principales dirigentes sindicales, Cándido Méndez, secretario general de UGT e Ignacio Fernández Toxo, líder de CCOO, a los que agradeció expresamente su 'ayuda al Gobierno garantizando la paz social'.

De forma inusual, José Luis Rodríguez Zapatero intervino en Pamplona en la clausura del congreso de la federación del Metal, Construcción y Afines de UGT su sindicato, que dirige Manuel Fernández, Lito, miembro también del Comité Federal del PSOE. El jefe del Ejecutivo, flanqueado por Lito y Cándido Méndez, hizo el paseíllo de entrada al escenario del cónclave sindical como si se tratara de un acto convocado por su propio partido y fue despedido con una intensa ovación.

Al día siguiente de que las últimas estadísticas económicas de la Unión Europea situaran a España en el furgón de cola de la recuperación, Rodríguez Zapatero se esforzó por neutralizar el impacto de esta radiografía. 'La conclusión más importante que quiero trasladar hoy es de confianza', dijo el secretario general socialista antes de relativizar aquel análisis con el recuerdo de que España también entró más tarde en recesión.

Lo sustancial, según defendió, no es si España 'sale un trimestre antes o un trimestre después' que el resto de los países que integran la eurozona, sino que 'podamos salir todos juntos y sin que se vean afectados los derechos de los trabajadores'.

Resta importancia a que España se recupere 'un trimestre después'

El presidente sostuvo ante un auditorio compuesto por cuadros sindicales que 'ha pasado lo peor' y 'estamos en puertas de salir de la crisis', de modo que 'la tarea inmediata es volver a crear empleo, sobre todo pensando en los más jóvenes'.

Con este objetivo, dijo que el Ejecutivo ya trabaja en nuevas medidas, pero reclamó también propuestas de sindicatos y empresarios, con el compromiso de impulsar un nuevo proceso de concertación. Una concertación que, ampliada a los gobiernos autonómicos, quiere extender a la ley de Economía Sostenible que, tras varios retrasos, ayer anunció para finales de este mes.

Pospone la ley de Economía Sostenible hasta finales de mes

Zapatero aseguró que tiene 'la misma determinación' para cambiar el modelo productivo preservando la cohesión social que ha tenido para extender los derechos y libertades. En este sentido, renovó también su compromiso con los sindicatos para seguir subiendo las pensiones y el salario mínimo, porque 'si hay algo que hace digno a un país es la solidaridad' y si hay 'algo injusto es decir que son dádivas las prestaciones sociales a trabajadores que han cotizado'.

En un discurso plagado de guiños de complicidad hacia los sindicatos, tras denunciar los 'intentos de deslegitimación' de estas organizaciones, reconoció explícitamente que suya fue la iniciativa de la ayuda de 420 euros para los parados que se han quedado sin prestación y a la que, según informó, ya se han acogido 100.000 personas.

Además, los emplazó a 'ser más exigentes' en la vigilancia del pleno cumplimiento de la Ley de Igualdad, 'empresa a empresa'; en el avance, 'más allá de lo previsto', de la conciliación de la vida laboral y familiar; y en la exploración de nuevas fórmulas para extender la educación infantil y el trabajo a tiempo parcial. 'Los agoreros del bienestar social no van a tener razón ni van a ganar', aseguró tras reiterar a los sindicatos: 'Me tenéis a vuestro lado'.

El presidente defendió el déficit público que ha provocado la inyección de recursos públicos en diversos sectores, como el del automóvil, porque 'el déficit insostenible habría sido ver cómo se cerraban todas la fábricas'.

Aunque defendió que los principales esfuerzos deben volcarse en los sectores productivos de futuro, aquellos que pueden crear 'empleos más estables', Zapatero afirmó también que España 'seguirá necesitando un sector pujante de la construcción'.

DISPLAY CONNECTORS, SL.