Público
Público

Zapatero, tajante en contra de flexibilizar el despido

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, se mostró inflexible el miércoles en su convicción de no rebajar un ápice los derechos de los trabajadores ante una eventual reapertura del diálogo para la reforma laboral.

"Este Gobierno tenía y tiene un compromiso: de esta crisis, mientras este Gobierno sea el que tenga la mayoría, no van a salir debilitados los derechos de los trabajadores", dijo Zapatero en el curso de un debate parlamentario sobre la nueva Ley de la Economía Sostenible.

En un lenguaje directo y enérgico, el jefe del Ejecutivo dijo que es contrario a facilitar o abaratar el despido, tal como exigían los representantes empresariales en el anterior ciclo de diálogo social, lo que llevó a una ruptura del proceso el pasado julio.

"Yo no estoy de acuerdo con rebajar los días de despido, hay que decirlo", expresó Zapatero para añadir que este no es un momento para retóricas.

No obstante, en un gesto de acercamiento con los interlocutores sociales, en especial con los representantes empresariales, Zapatero señaló que el camino para restañar la mayor hemorragia de la economía doméstica, que ya arrastra 4 millones de parados, es la conciliación entre los intereses de los empresarios y los sindicatos.

"Creo firmemente que nuestro compromiso debe ser el de fortalecer la empresa, nuestras empresas, sin debilitar a los trabajadores", dijo Zapatero.

Además, Zapatero aseguró que la economía española podría registrar tasas de crecimiento positivo en el cuarto trimestre de este año o durante los siguientes tres meses.

"Ahora tenemos razonables expectativas de que estamos en la última fase de la crisis, que la recuperación del crecimiento económico en España puede ser en este trimestre o en el siguiente", dijo.

Zapatero también abogó por la reducción de la jornada laboral como instrumento de ajuste temporal de empleo.

"Creemos que, en el ámbito del diálogo social, es preciso evaluar para el primer trimestre de 2010 y con voluntad de acuerdo y de reforma (...) el sistema de negociación colectiva para mejorar la flexibilidad interna de las empresas", dijo.

Las palabras del jefe del Ejecutivo son consistentes con las recientes declaraciones de la ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, quien ha abogado reiteradamente por una mayor flexibilización en los procesos de negociación colectiva.

El presidente también se refirió a una revisión de la política de bonificaciones a la contratación con el fin de reorientar los recursos a políticas de empleo más eficaces.

Para Zapatero también es necesario reforzar los servicios públicos de empleo junto con una mejora general de intermediación laboral.

El presidente del Gobierno también consideró ineludible, en el ámbito del diálogo laboral, corregir la tasa de temporalidad, la brecha salarial entre mujeres y hombres así como mejorar los procesos de incapacidad.

"Con estas medidas adaptaríamos nuestro sistema laboral a las necesidades del momento y facilitaríamos la mejora de la competitividad en el ámbito de la empresa", expresó Zapatero.