Público
Público

Zapatero toma hoy las riendas del diálogo social para lograr un acuerdo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, toma hoy las riendas del diálogo social para intentar alcanzar un acuerdo con patronales y sindicatos.

El principal escollo para llegar a un acuerdo es la rebaja de las cotizaciones sociales, que los empresarios quieren reducir en cinco puntos y que el Ejecutivo ha fijado, hasta el momento, en 1,5 puntos.

Éste será uno de los asuntos que se debatirá en la cena que Zapatero mantendrá en La Moncloa con los presidentes de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, de CEPYME, Jesús Bárcenas, y con los secretarios generales de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, y de UGT, Cándido Méndez.

Horas antes de este encuentro, patronales y sindicatos tendrán que haber fijado posiciones en una nueva reunión del diálogo social en la que decidirán si apoyan o no el tercer borrador del Gobierno.

Ayer patronal y sindicatos analizan por separado la rebaja de cotizaciones que les ofreció el domingo el Ejecutivo: 0,5 puntos de forma permanente para las cuotas sociales que se pagan por accidentes de trabajo y contingencias laborales, y la reducción de 1 punto en el resto de cotizaciones sociales por un período limitado al 2010.

Unas reducciones que según afirmó el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, "en absoluto" ponen en riesgo el futuro de las pensiones, como sí ocurriría con un recorte de cinco puntos, tal como propone la patronal y que para el ministro es "inasumible".

El ministro se mostró confiado en que la propuesta reciba el acuerdo de los agentes sociales e insistió en la predisposición del Ejecutivo en "aligerar" los costes sociales de las empresas.

Incluso señaló que el Ejecutivo analiza si su propuesta se puede "ajustar algo más", tras reconocer que las negociaciones son "complejas y difíciles".

Por su parte, el secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, calculó en 4.500 millones de euros el coste de la rebaja del 1,5% en las cotizaciones empresariales a la Seguridad Social y reiteró el compromiso del Gobierno para mantener el equilibrio de las cuentas del sistema.

Granado cifró en 1.500 millones de euros, el coste de la reducción de 0,5 puntos de las cuotas correspondientes a accidentes y enfermedades laborales y dijo que se financiaría con los excedentes que las mutuas han generado estos años.

Asimismo, cifró en otros 3.000 millones la otra disminución de un 1 punto que sería "transitoria" durante 2010.

Explicó que el Gobierno no contempla el desequilibrio presupuestario de la Seguridad Social y que si así ocurriera habría garantías "suplementarias".

Sin embargo, el secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, mostró su preocupación por los "riesgos que para el sistema de la Seguridad Social comportaría una reducción estructural de los ingresos" y afirmó que no está dispuesto a que la CEOE convierta "una crisis como la actual en una oportunidad para los oportunistas".

Toxo calificó de "insuficiente en algunos casos e inconveniente, en otros", el tercer borrador presentado por el Gobierno.

Por su parte, el secretario de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer, aseguró tras el encuentro de anoche que el Gobierno ha dejado claro a la patronal que "no puede ir más allá" de la nueva oferta de rebaja de cotizaciones que les ha presentado.

Además, sobre la cobertura a los parados que han agotado su prestación y carecen de rentas, Ferrer dijo que el Gobierno mantiene su propuesta de que esas personas cobren 420 euros durante un período de seis meses, que se prorrogará a otros seis si sigue la "negativa" situación económica.

En el tercer borrador del Gobierno también se ha avanzado en materia de líneas ICO (del Instituto de Crédito Oficial) para la financiación de las empresas, según Ferrer.