Público
Público

Zapatero urge a la oposición a apoyar la reforma laboral

El PP acusa al Gobierno de estar "mareando la perdiz" durante la negociación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, no quiere que la aprobación de la reforma laboral salga adelante con un respaldo tan ajustado como el que obtuvieron las medidas de recorte propuestas por el Ejecutivo el mes pasado. Por eso, ayer volvió a emplazar a todas las fuerzas políticas a que ejerzan su 'responsabilidad' y apoyen los planteamientos del Gobierno.

A cambio, Zapatero ofreció desde Roma 'el máximo diálogo'. Especialmente porque, según apuntó, se trata de aprobar una reforma 'sustancial' que deberá crear un nuevo marco que 'no será para los próximos dos, seis u ocho años, sino para mucho tiempo'. 'Confío en que va a tener un amplio respaldo en el Parlamento. Sabemos lo que hay en juego y lo saben el resto de las formaciones políticas', dijo.

El presidente del Gobierno rechazó las críticas de inmovilismo que le han llovido desde las filas del PP y recordó que no ha habido una reforma de calado en las dos últimas décadas. Insinuó así que los gobiernos de José María Aznar perdieron una oportunidad de oro. 'He oído críticas sobre que esta reforma laboral llevaba esperando años. No, lleva dos décadas esperando', espetó.

El presidente de los conservadores sí se mostró 'dispuesto a hablar con el Gobierno'

El principal partido de la oposición siguió manteniendo ayer ese mismo discurso. Su líder, Mariano Rajoy, lamentó que el Ejecutivo haya sido 'incapaz de propiciar un acuerdo para la reforma laboral' tras dos años de negociación en los que ha estado 'mareando la perdiz' durante sus conversaciones con empresarios y sindicatos.

El presidente de los conservadores sí se mostró 'dispuesto a hablar con el Gobierno' sobre el asunto si este quiere hacerlo, pero subrayó que cuando Rodríguez Zapatero presentó el decreto de recorte del gasto público en las Cortes 'no tuvo ninguna voluntad de pactar'.

Ante un centenar de empresarios en el Círculo Ecuestre de Barcelona, el portavoz de CiU, Josep A. Duran i Lleida, aseguró que los nacionalistas no se abstendrán, sino que tomarán posición ante la reforma laboral. “Ahora toca negociar”, afirmó. En su intervención, no ahorró críticas a Zapatero por su cercanía a los sindicatos pero descartó una moción de censura que acabe con el Gobierno del PSOE. Según él, ahora toca aplicar las reformas y no una “orgía” de promesas electorales e inestabilidad. En 2011, sí debería haber elecciones, según él.