Público
Público

Zapatero viaja hoy a Washington con el modelo financiero español como baza

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, viaja hoy a Washington para participar en la cumbre del G-20 que abordará la reforma del sistema financiero internacional, una cita a la que llega tras un arduo trabajo diplomático y con la solidez del modelo español de supervisión como baza.

Zapatero acudirá a la cumbre acompañado de su equipo económico prácticamente al completo: el vicepresidente Pedro Solbes, el secretario de Estado de Economía, David Vegara, y el director de la Oficina Económica de Moncloa, Javier Vallés.

Pero en la cena previa que ofrecerá hoy por la tarde George W. Bush en la Casa Blanca a los jefes de Estado y de Gobierno de los países del G-20, a los que se ha sumado España como octava potencia mundial, estará solo.

Pisará así por vez primera la Casa Blanca y se encontrará, previsiblemente por última vez, con un Bush en retirada, pero no con el presidente electo, Barack Obama, que no acudirá ni a la cena ni a las sesiones plenarias del sábado para evitar la imagen de una bicefalia en la Administración estadounidense.

El objetivo de los líderes de las economías más desarrolladas y de los países emergentes es alcanzar un principio de acuerdo para reformar un sistema financiero en crisis y definir la metodología de las siguientes reuniones.

Una vez conseguida una silla en la cumbre, Zapatero apoyado por el líder del PP, Mariano Rajoy, acude a Washington con "afán de permanencia" en todo el proceso y se ha comprometido públicamente a trabajar para consolidar la presencia de España en el G-20.

Esta semana se ha reunido con Rajoy y con los responsables de las principales entidades financieras, de los sindicatos y de los empresarios para escuchar sus propuestas para la reunión y explicarles las bases del documento que defenderá España.

En él se destacará el modelo de supervisión y control del Banco de España, que ha permitido, según el Gobierno, que las entidades financieras del país sean "un ejemplo de solvencia" en el sistema internacional.

En estos momentos, el mayor banco por capitalización bursátil de la zona euro es español -el Santander- y también son españoles dos de los cuatro mayores bancos de Europa -el BBVA además del Santander-.

La propuesta española va en la línea del acuerdo alcanzado por el Consejo Europeo el pasado viernes en Bruselas para incrementar la transparencia y la supervisión de toda la actividad financiera, e incluirá la reforma del Fondo Monetario Internacional (FMI) para que ejerza una labor de control global con nuevas reglas e instrumentos.

Uno de los ejes del documento español es el sistema liderado por el Banco de España, que ha obligado a los bancos a dedicar parte de sus ganancias a provisiones preventivas para afrontar impagos, aumentos de la morosidad e incluso menos captaciones de capital.

Además de reforzar la solvencia del sistema, el Gobierno entiende que los rigurosos mecanismos de supervisión y transparencia del modelo español han eliminado los productos complejos y de difícil valoración de los balances bancarios y ha evitado la exposición a los activos tóxicos que han agravado la crisis mundial de los mercados.

Zapatero apostará además por reforzar la transparencia en el control de las operaciones y de los distintos productos financieros, incluidos los fondos de alto riesgo, y defenderá la necesidad de vigilar las agencias de calificación de riesgos y los paraísos fiscales.

La cumbre comenzará con la cena de la Casa Blanca y continuará el sábado con una foto de familia en el National Building Museum y las sesiones plenarias en las que cada jefe de Estado y de Gobierno presentará sus recetas frente a la crisis.