Público
Público

Zapatero y Rajoy acuden juntos al entierro del brigada en Segovia

También asistirán los presidentes de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, y Cantabria, Miguel Ángel Revillaa 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, asistió en la Academia de Artillería de Segovia, donde llegó poco antes de las 10:30 horas, al funeral por el brigada Luis Conde de la Cruz, asesinado por ETA en Santoña.

En un ambiente de silencio y con escasa presencia de público, Zapatero fue recibido al pie de su coche oficial por el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera; el del Congreso de los Diputados, José Bono; los ministros de Defensa e Interior, Carme Chacón y Alfredo Pérez Rubalcaba, respectivamente, y el jefe del Estado Mayor del Ejército, Fulgencio Coll.

Posteriormente Zapatero saludó al presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla; al jefe del Estado Mayor de la Defensa, José Julio Rodríguez; al delegado del Gobierno en Castilla y León, Miguel Alejo; al alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes, y al general director de la Academia de Artillería, Ricardo Sotomayor.

En el funeral estaban también el consejero de Interior del Gobierno Vasco, Javier Balza; el presidente del PP, Mariano Rajoy, la portavoz parlamentaria del PP en el Congreso, Soraya Saez de Santamaría; el vicesecretario general del PSOE, José Blanco; el coordinador general de IU, Gaspar Llamazares; el secretario general del PSCL. Óscar López; la eurodiputada de UPyD Rosa Díez.

Por expreso deseo de la familia, la ceremonia se celebró en la más estricta intimidad, sin cámaras, aunque se ha permitido el acceso de vecinos y ciudadanos que han querido asistir a esta celebración religiosa.

El acto se desarrolló, en una mañana fría y nublada, en el patio de armas del centro militar en el que trabajaba el brigada, que es el claustro del antiguo convento de San Francisco.

La capilla ardiente ha permanecido abierta durante toda la noche en la capilla del acuartelamiento, donde el féretro ha estado escoltado en todo momento por alumnos de la Escala Básica de Subofiiales, compañeros del hijo del brigada asesinado.

También han permanecido junto al cadáver toda la familia del brigada, así como suboficiales y mandos del centro militar.

La ceremonia, que ofició el obispo de Segovia, Ángel Rubio, ha durado unos 45 minutos.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, condecoró al brigada Luis Conde, asesinado en Santoña por ETA, con la Medalla al Mérito Militar, con distintivo amarillo, concedida a título póstumo.

La imposición de la condecoración se llevó a cabo tras el funeral. Zapatero colocó sobre el féretro la Cruz del Mérito Militar, con distintivo amarillo, y el jefe del Estado Mayor del Ejército, Fulgencio Coll, entregó a la viuda la bandera junto con la condecoración y la gorra.

Después se celebró un homenaje a los militares fallecidos en acto de servicio, en el que se ha entonado el himno 'la muerte no es el final', a la vez que dos cadetes depositaban una corona de flores ante el féretro con escarapelas con los colores nacionales y la inscripción del Ministerio de Defensa.

Asimismo, se cantó el himno de la artillería y sonó una marcha fúnebre a la vez que el féretro era sacado a hombros de compañeros de la víctima por la puerta principal del centro militar.

Fuera esperaban cuatro coches fúnebre y cerca de 40 coronas y ramos de flores, en una comitiva que ha partido a Valladolid con el fin de proceder a la incineración de los restos, ya que en Segovia no se presta ese servicio funerario.