Público
Público

Zapatero y Rajoy viajan a Bruselas con la incertidumbre de la crisis griega

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el líder del PP, Mariano Rajoy, viajan hoy a Bruselas por separado con el agravamiento de la crisis griega como telón de fondo y la incertidumbre sobre su plan de rescate financiero.

Zapatero se desplazará por la tarde a Bruselas para participar en el Consejo Europeo, mientras que Rajoy volará por la mañana para asistir a la reunión previa del Partido Popular Europeo, en la que coincidirá con líderes conservadores como la canciller alemana, Angela Merkel.

En ambas citas, tendrá un papel central la situación económica de Grecia y las dudas de que pueda cumplir el exigente plan de rescate fijado por la UE y el Fondo Monetario Internacional.

El mensaje que llevará Zapatero será de solidaridad con Atenas y de apoyo para que el Gobierno socialista de Yorgos Papandréu pueda sacar adelante su nuevo plan de ajuste la próxima semana en el Parlamento heleno.

Zapatero trasladará a los líderes europeos el deseo de España de que se aclare cuanto antes la ayuda que Grecia necesita para que economías como la española no se vean perjudicadas en los mercados internacionales.

Merkel y otros dirigentes conservadores, como el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, han pedido a la oposición conservadora griega que apoye el programa de austeridad de Papandréu.

De su aprobación, dependerá el que los países del euro desbloqueen el nuevo pago del rescate (12.000 millones de euros, de los que 3.300 corresponden al FMI) a comienzos de julio.

Zapatero llegará a Bruselas después de que el Congreso aprobara ayer, miércoles, la reforma de la negociación colectiva gracias a las abstenciones de PNV y CiU.

El jefe del Gobierno hará ver a los socios europeos que está cumpliendo a rajatabla su plan de medidas contra la crisis.

El portavoz de Economía del PP, Cristóbal Montoro, aseguró ayer en la sesión de control que España es una "carga" y una "rémora" para el euro con sus cinco millones de parados y su elevado déficit público.

La vicepresidenta segunda y ministra de Economía, Elena Salgado, le respondió que es el Ejecutivo el que está contribuyendo a la estabilidad con sus reformas y no el PP, que no hace propuestas.

Durante la cumbre de Bruselas, que se prolongará hasta mañana, se podría conocer quien será el nuevo enviado especial de la UE para el sur del Mediterráneo, cargo para el que ya se ha postulado el secretario general de la Presidencia, Bernardino León.

El Gobierno español confía en que la jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, se incline por León por el peso político de España en el Mediterráneo.

También considera un aval la experiencia diplomática de León, que fue secretario de Estado de Asuntos Exteriores entre 2004 y 2008, antes de convertirse en la mano derecha de Zapatero en política exterior. EFE