Público
Público

Zapatero y Rompuy pactan "ir de la mano" en la dirección de la UE

Habrá una célula de coordinación entre la Presidencia, el Consejo y la Comisión

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

José Luis Rodríguez Zapatero y Herman Van Rompuy perfilaron ayer un marco de colaboración en la gobernanza de la Unión Europea para el primer semestre de 2010, durante el que, por primera vez, asumirán sus funciones los nuevos cargos creados por el Tratado de Lisboa, que entrará en vigor el 1 de enero.

Zapatero, que desempeñará la Presidencia rotatoria del Consejo Europeo, y Rompuy, que empezará a ejercer el nuevo cargo de presidente de la Unión, acordaron 'ir de la mano' durante el semestre español, clave para la puesta en marcha y el rodaje de la nueva arquitectura institucional.

Con este propósito, decidieron crear una 'célula de coordinación' entre la Presidencia de la Unión, la Presidencia rotatoria del Consejo y la Comisión, que tendrán que acoplar sus respectivas funciones y su representatividad. Así, el papel estelar en Bruselas lo tendrá Rompuy, será compartido con Zapatero en las reuniones que se celebren en España y está por definir el reparto en las cumbres con terceros países, como Japón, Canadá o Pakistán. Algo similar se planteará ante las reuniones del G-20, aunque para la próxima, que se celebrará en junio en Canadá, Zapatero ya ha recibido una invitación como presidente del Gobierno de España.

Rompuy, que aún no dispone de un equipo propio a pleno rendimiento ni, por ejemplo, de medio de transporte autónomo, se declaró 'feliz' de inaugurar su mandato con 'un Gobierno comprometido firmemente con la causa europea'. Zapatero, convencido de que a España le irá bien si Europa funciona bien, expresó su compromiso de colaborar sin reservas a consolidar 'la función de liderazgo' atribuida al presidente de la Unión.

Los dos presidentes, que se reunieron a solas antes de una sesión de trabajo de dos horas con sus colaboradores, analizaron también los contenidos de la agenda del semestre español, que tendrá como objetivo prioritario la recuperación económica y el diseño de la nueva estrategia de crecimiento en el horizonte de 2020.

Rompuy destacó que se trata 'no sólo de desempeñar un papel económico en el mundo, sino también de contar con un mayor crecimiento para poder financiar nuestro modo de vida europeo'. A este objetivo se dedicará monográficamente un Consejo Europeo informal en febrero, que servirá para preparar los ordinarios de primavera y verano, con la expectativa de poder cerrar en junio 'un nuevo proyecto de futuro'.

La Presidencia española de la UE forjó ayer en el Congreso 'un acuerdo que se manifiesta en pocas ocasiones', como admitió el diputado conservador Jorge Moragas. PSOE, PP, CiU y PNV aprobaron un catálogo de prioridades compartidas para el semestre español con el objetivo de dotar a la Presidenciade la legitimación parlamentaria más amplia.