Público
Público

Zara, citada en Brasil por la investigación del trabajo esclavo

El Ministerio de Trabajo brasileño descubrió a finales de julio la existencia de un taller clandestino en la localidad de Americana, en el interior de São Paulo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Asamblea Legislativa de São Paulo ha citado a Zara para participar hoy en la investigación sobre las denuncias que acusan a la firma gallega de emplear en Brasil mano de obra en situación análoga a la esclavitud. El Ministerio de Trabajo brasileño descubrió a finales de julio la existencia de un taller clandestino en la localidad de Americana, en el interior de São Paulo, que empleaba a 52 personas, y dos talleres más en la capital paulista con 15 trabajadores, una de ellas menor de edad. Los talleres pertenecían a proveedores de Zara. Lo que la Justicia deberá aclarar es si la firma perteneciente al grupo Inditex tenía conocimiento de ello.

Estos trabajadores, la mayoría bolivianos, afrontaban jornadas laborales de entre 12 y 16 horas, eran sometidos a una vigilancia extrema (debían tener autorización para abandonar el lugar de trabajo, donde también dormían) y percibían salarios de entre 274 y 460 reales (entre 120 y 200 euros), por debajo del salario mínimo de 545 reales (unos 236 euros).

Inditex afirmó a Reuters que se trata de 'una tercerización no autorizada'

La ONG Repórter Brasil, que ha seguido de cerca el caso, reveló que se encontraron en los talleres anotaciones de las deudas contraídas por pasajes aéreos de los trabajadores bolivianos y peruanos. La ONG describió los talleres como espacios hacinados y sucios sin las mínimas condiciones higiénicas.

Hoy se espera que comparezca en la Asamblea Enrique Huerta, el representante legal en Brasil de Inditex. También estarán los socios y administradores de su proveedor en el país, AHA, que vende el 90% de su producción a la firma gallega.

Inditex afirmó a Reuters que se trata de 'una tercerización no autorizada' de talleres por parte de su proveedor brasileño. La firma dijo 'repudiar' lo sucedido, matizó que había pedido a su proveedor que regule la situación 'inmediatamente' y aseguró tener 'tolerancia cero' en este tipo de cuestiones.

Unas 30 marcas de ropa están siendo investigadas por el Ministerio de Trabajo. En Brasil hay un registro oficial que incluye a 251 empresas relacionadas con el empleo de mano de obra esclava.