Público
Público

El Zaragoza finalizó la temporada 2009-10 con pérdidas de 31 millones euros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Real Zaragoza finalizó la temporada 2009-10 con unas pérdidas de 31 millones de euros, lo que supone que la deuda neta alcanza los 107 millones de euros, según se ha explicado hoy en la Junta General Ordinaria de Accionistas que ha celebrado el club aragonés.

Según el informe de la pasada temporada, la cifra de negocios, con respecto a la anterior, se incrementó en 15 millones como consecuencia del aumento de ingresos televisivos derivados del retorno del club a Primera División.

Se considera que dichos ingresos podrán aumentar en las próximas campañas, siempre que el club se mantenga en la máxima categoría.

En el ejercicio 2009-10 se incrementaron los gastos de personal (plantilla de jugadores mayoritariamente) hasta los 39 millones de euros, fruto de los acuerdos de rescisión de contratos asumidos con varios jugadores.

Aunque en un principio estos acuerdos han perjudicado el resultado contable, el club opina que van a permitir que el coste de la plantilla sea menor en próximas temporadas. En concreto cifra en 11 millones menos el coste de la plantilla para la temporada 2010-11.

Una de las partidas que figura en el ejercicio es una de dotación de provisiones por 13 millones de euros correspondiente a la resolución emitida por el Tribunal de Arbitraje del Deporte sobre la valoración de la indemnización que el Shakhtar Donetsk ucraniano debe recibir del Real Zaragoza y el jugador Francelino Matuzalem de forma solidaria, con motivo de la ruptura unilateral del contrato laboral que vinculaba al citado jugador con su anterior club.

Según las cuentas del club aragonés la partida de traspasos de jugadores se cerró con cuatro millones de euros, bastante inferior a la de la temporada precedente (27 millones), aunque desde el Real Zaragoza se indica que ha habido varias ofertas para traspasar a algunos de sus jugadores, pero que se han rechazado para intentar mantener la competitividad de la plantilla.

Para el Real Zaragoza la conclusión del análisis detallado de los resultados de la temporada 2009-10 es que si se eliminase la dotación por el caso Matuzalem, que no se va a repetir, unido a las medidas tomadas en relación al ahorro en gasto de la plantilla y a un mercado de traspasos similar al de las últimas temporadas, el resultado del ejercicio pasaría a ser positivo y que podría seguir así, de forma sostenida, en el tiempo.

El informe dice que el Real Zaragoza ha logrado, negociando con los acreedores, que aproximadamente 30 millones de euros hayan pasado de ser a corto plazo para ser a largo plazo.

En la Junta, en la que el 97,47% de las acciones han estado representadas, se han aprobado las cuentas anuales por amplia mayoría, con 1.948.578 de acciones favorables, 363 en contra y 1.168 en blanco.

El máximo accionista del club, Agapito Iglesias, ha explicado en el turno de preguntas que el club sigue negociando el retraso de más deuda con las entidades financieras y otros acreedores y también que se va a negociar conjuntamente con otros clubes de Primera División un contrato de televisión que mejore los resultados actuales.

Igualmente ha comentado que jamás ha tenido la intención de llevarse dinero con ningún tipo de negocio en relación al Real Zaragoza ni he judicializar al club, y a este respecto ha indicado que las demandas cruzadas con el anterior propietario del club, Alfonso Soláns, son "tratos personales" entre ambos.

Agapito Iglesias también ha negado que estuviera negociando la venta del Real Zaragoza y mantiene que el que quiera aportar tiene su puerta abierta para que sea lo más parecido a un club, pero que la suma tiene que ser con dinero "porque si no esto no funciona".

También se ha mostrado molesto por lo que considera la paralización del nuevo campo de fútbol: "nos tenemos que sentir engañados todos los zaragocistas porque al día siguiente de llegar a un acuerdo se paralizó por los dos partidos políticos que están gobernando esta ciudad y después de cinco años las oficinas del club siguen inmersas en un pleito".