Público
Público

La Zarzuela restringe el acceso de los periodistas tras la bronca del rey

A partir del lunes se negará el acceso de los redactores a actos que tengan exclusivamente cobertura gráfica, en contra de lo habitual

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Casa del Rey vetará el acceso de los redactores en aquellos actos que tengan exclusivamente cobertura gráfica a partir del próximo lunes, después de que esta semana se difundiera un vídeo en el que el monarca abroncaba a los periodistas por el tratamiento sobre su estado de salud. En la habitual comunicación semanal de los próximos actos oficiales de la Familia Real se especifica por primera vez que las audiencias en la Zarzuela y en el Palacio de El Pardo tendrán 'cobertura informativa exclusivamente gráfica'.

El director de relaciones con los medios de la Casa del Rey, Ramón Iribarren, ha confirmado a Público que este cambio se ha llevado a cabo a raíz de lo sucedido el pasado martes, pero niega que se trate de un castigo a los periodistas.

Iribarren explica que se pretende 'clarificar' este tipo de actos tal y como se hace ya en la Moncloa y en todos los actos institucionales donde a las convocatorias para prensa gráfica sólo acuden los periodistas gráficos, incluso por motivos de espacio. La Casa del Rey explica que, de hecho, que lo habitual es que vayan sólo fotógrafos y cámaras salvo en casos de expectación, como en este caso ante la operación del monarca.

Lo cierto es que hasta ahora los redactores podían acudir a las convocatorias de este tipo junto a los gráficos y presenciarlos, pudiendo incluso en ocasiones, como el pasado martes, compartir algunas palabras con el rey y otras personalidades.

Junto a las audiencias, la Casa del Rey tiene intención de negar el acceso de los redactores a otro tipo de actos pensados para una cobertura gráfica, como la presentación de cartas credenciales de los embajadores extranjeros al Rey en el Palacio Real, una ceremonia en la que los diplomáticos llegan a palacio en carrozas de gala y que data del siglo XVI, informa Europa Press.

El pasado martes los redactores que acudieron a una audiencia del rey aprovecharon para preguntarle ante las cámaras por su estado de salud sólo un día después de que anunciase su operación de rodilla. El rey, primero en tono bromista pero luego visiblemente enfadado, les dijo 'Fatal, ¿no me veis?'. 'Lo que os gusta es matarme y ponerme un pino en la tripa todos los días en la prensa. Eso es lo que hacéis la prensa', les espetó.

Posteriormente el monarca, en tono más conciliador matizó que quizá no se comportaba así toda la prensa, sino algunos medios de comunicación. El jefe del Estado expresaba de esta forma su malestar por las continuas especulaciones en torno a su salud desde que se operara en mayo de 2010 para que le extirparan un nódulo pulmonar que resultó benigno, intervención de la que quedó completamente recuperado.