Público
Público

Zelaya dice que las amenazas de Micheletti significan un llamamiento a la violencia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El depuesto presidente de Honduras, Manuel Zelaya, dijo hoy que las amenazas contra él y Brasil por parte del Gobierno de facto de Roberto Micheletti son un "llamado a la violencia" que él no desea.

"Una amenaza contra Brasil y una amenaza para mí como presidente electo por los hondureños, significa más bien un llamado a la violencia que nosotros no lo deseamos, sino que quisiéramos que se arreglara por vía pacífica", expresó Zelaya a medios locales desde la Embajada brasileña en Tegucigalpa, donde permanece desde el lunes.

Zelaya respondió inmediatamente al ultimátum de diez días dado por el Gobierno de facto a Brasil para que defina el estatus del depuesto presidente hondureño y su decisión de no recibir a los embajadores de España, Argentina, México y Venezuela.

El gobernante derrocado indicó que pidió a los embajadores que se han ido del país, tras el golpe de Estado, el 28 de junio pasado, que le "apoyen, así como lo está haciendo el embajador Hugo Llorens (de Estados Unidos), como lo está haciendo Brasil".

"Ellos -los embajadores- no vienen a respaldar al señor Micheletti, vienen a respaldar el Gobierno democrático que fue depuesto por el golpe de Estado, quisiera que más bien entendieran que ellos vienen a promover el diálogo", subrayó.

Zelaya cree que "ha habido un mal entendido" por parte de Micheletti, por lo que aprovechaba la ocasión "para aclararle".

Sobre la advertencia del Gobierno de Micheletti a Brasil, para que defina antes de diez días su estatus en la Embajada de ese país, expresó que "eso no contribuye absolutamente a la paz, ni a la concordia" que necesitan los hondureños para llegar a un arreglo.

"Esas amenazas nos ponen en muy mal evidencia contra el mundo y no están realmente contribuyendo a buscar un acuerdo, ni a llamar al diálogo, sino más bien a distanciarse de los demás países del mundo", acotó.

Dijo que sus llamamientos al pueblo como presidente de Honduras para que lo apoyen en la restitución del poder son "pacíficos", y que su vida corre peligro.

El régimen de Micheletti advirtió de que si Brasil no informa del estatus que tiene Zelaya en la Embajada de ese país en Tegucigalpa, se verá obligado "a tomar medidas adicionales", sin especificar cuáles.

Además, pide a Brasil que "inmediatamente tome medidas para asegurar que el señor Zelaya deje de utilizar la protección que le ofrece la misión diplomática de Brasil para instigar a la violencia en Honduras".

Zelaya está en la Embajada de Brasil como "huésped oficial" desde el pasado lunes, cuando regresó a Honduras, casi tres meses después de ser expulsado del país.