Público
Público

Zelaya negociará un adelanto electoral con los golpistas

El presidente depuesto admite la mediación de Óscar Arias para regresar al poder en Honduras

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Honduras empieza a convertirse en una pesada carga para la comunidad internacional. La secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, logró convencer ayer a Manuel Zelaya en el transcurso de la reunión que ambos mantuvieron en Washington que la presencia de un mediador es necesaria para solucionar la crisis. La persona elegida es el mandatario de Costa Rica y premio Nobel de la Paz, Óscar Arias. La noticia fue recibida con júbilo por el Gobierno golpista de Tegucigalpa.

A Zelaya no le quedó otra vía que aceptar la propuesta y ayer mismo anunció que hoy estará a San José para iniciar las conversaciones con el Gobierno de Micheletti bajo la supervisión de Arias. El presidente depuesto reconoció a la salida de la reunión con Clinton que la única posibilidad para un acuerdo razonable para él es adelantar las elecciones presidenciales y legislativas de noviembre, siempre y cuando las convoque el Gobierno legítimo que él representa.

Sin embargo, en círculos cercanos a Zelaya creen que esta vía es arriesgada y 'abre un peligroso resquicio a la entrada en escena de mayor tensión en la región'. En opinión de estas fuentes, 'Zelaya ha acudido hasta ahora a instancias internacionales con el convencimiento de que sólo la presión general permitirá el regreso del orden constitucional. Si al final optan por la mediación, la posición de los golpistas habrá triunfado', añaden.

En este sentido, el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula Da Silva, señaló que su país no se ofrecerá como mediador para negociar con el Gobierno de facto de Honduras, 'porque no es un actor legítimo en esta crisis'.

De manera contundente, Lula apuntó que no podía aceptarse que el Gobierno de facto de Honduras se valga de la violencia para reprimir a los simpatizantes del presidente constitucional Manuel Zelaya. 'Los golpistas tienen que entenderlo, no es posible que les aceptemos en América Latina', concluyó.

Según adelantó la BBC, 'altos funcionarios' del Gobierno de Obama han expresado la conveniencia de centrar en Washington la ofensiva diplomática encabezada por la Organización de Estados Americanos (OEA) que permita el regreso del depuesto presidente.

El presidente estadounidense, Barack Obama, ratificó ayer personalmente que su Administración sólo concibe el regreso de Manuel Zelaya a la Presidencia de Honduras. Obama aseguró desde Moscú, donde se encuentra de visita oficial, que ni siquiera la oposición mostrada por el mandatario hondureño a la política estadounidense es un argumento sólido para rechazar su regreso al poder.

'Fue elegido democráticamente y nosotros respetamos ese principio universal, estemos de acuerdo con sus líderes', indicó Obama. El mandatario estadounidense prometió que Washington no buscará 'imponer ningún Gobierno a ningún país y no intentará elegir qué partido o individuo debe gobernar un Estado'.