Público
Público

Zelaya no será restituido si no se somete a la Justicia

La Corte Suprema falla que el presidente depuesto no pueda ser restituido de su cargo hasta que no se someta a juicio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La futura restitución del depuesto presidente hondureño, Manuel Zelaya, se complica cada vez más. Y más tras la decisión de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) de Honduras de ratificar que Zelaya no pueda ser restituido en su cargo si no se somete a los juicios que tiene pendientes.

En la opinión que enviará esta semana al Congreso Nacional, que el 2 de diciembre debatirá si le restituye o no en la Presidencia, la CSJ ratifica el criterio que ya emitió el 21 de agosto pasado en el proceso de consultas del Acuerdo de San José, propuesto por el presidente de Costa Rica, Oscar Arias, en su calidad de mediador en la crisis de Honduras.

Fuentes de la CSJ han explicado que la opinión que se enviará al Parlamento, y que ratifica la emitida en agosto, fue aprobada anoche por 14 de los 15 magistrados.

El tribunal supremo dijo en agosto que 'existen acciones penales presentadas' contra Zelaya por la Fiscalía General de la República, por lo que 'mientras no existan otras disposiciones legales aplicables, no puede eludirse que tendría que someterse a los procedimientos establecidos en la legislación procesal penal'.

Sobre Zelaya pesa una orden de captura, ya que está acusado de varios delitos relacionados con una consulta popular que pretendía celebrar para promover una Asamblea Constituyente el 28 de junio, el mismo día en que los militares golpistas lo arrestaron y lo expulsaron del país, y en que el Parlamento designó a Roberto Micheletti en su lugar.

Los golpistas aseguran que derrocaron a Zelaya en cumplimiento de ese mandato judicial derivado del proceso incoado por el Ministerio Público contra él por promover la consulta, que había sido declarada ilegal por varios órganos del Estado. Además, un tribunal de justicia libró otra orden de captura, en este caso, por la emisión ilegal de un decreto para la contratación de publicidad.

Pese a contar con las cuatro opiniones que solicitó a los órganos del Estado, el Congreso Nacional ha aclarado que estos informes no son vinculantes y que la decisión sobre Zelaya sólo dependerá de los diputados. Ya entregaron sus opiniones el Ministerio Público, la Procuraduría General de la República y el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Ramón Custodio.

Zelaya permanece desde el 21 de septiembre pasado en la Embajada de Brasil en Tegucigalpa tras volver al país clandestinamente.

El próximo domingo en Honduras se celebrarán elecciones para elegir al próximo presidente, pero la mayoría de países han anunciado que no reconocerán su validez, a menos que se celebren con Zelaya de nuevo en la Presidencia.

Zelaya, por su parte, se ha encargado de asegurar que si el Congreso hondureño le restituye en el poder unilateralmente, sin un acuerdo previo, sería un acto ilegal por parte del poder Legislativo. 'Si esa decisión es tomada de forma unilateral por el Congreso, ella no tendría ninguna legalidad', ha asegurado.

El depuesto presidente considera que 'el Congreso no tiene autoridad para discutir un acuerdo que caducó', comentó Zelaya en declaraciones al portal brasileño UOL. Zelaya explicó que el Congreso sólo podría decidir 'alguna cosa' en caso de consolidarse el acuerdo Tegucigalpa-San José, pero según él, el convenio 'se rompió y es extemporáneo'.

Pero el derrocado presidente asegura que tal acuerdo 'no tiene ninguna legalidad. Está sin valor, sin efecto, pues caducó por forma y tiempo'. En la entrevista, Zelaya reiteró también que impugnará ante la Organización de Estados Americanos (OEA) las elecciones que se realizarán el próximo domingo en el país centroamericano.

'Si una dictadura tutela, dirige, coordina una elección, ella se torna ilegal', comentó el depuesto gobernante sobre los comicios. También acusó a Estados Unidos de apoyar las elecciones y un 'régimen de facto'. 'Están apoyando a la dictadura, están apoyando al régimen golpista', añadió.