Público
Público

Zelaya pernocta en un municipio fronterizo a la espera de su familia

Denuncian la muerte de dos personas y el arresto de más de un centenar en Honduras.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El depuesto presidente hondureño, Manuel Zelaya, pernocta en el municipio nicaragüense de Ocotal, a 25 kilómetros de la frontera con Honduras, en espera de su familia y de sus seguidores para intentar retornar a su país para retomar el poder, según aseguró a Efe.

Zelaya acampa en Ocotal, cabecera departamental de Nueva Segovia, fronterizo con Honduras y a 225 kilómetros al norte de Managua, acompañado del canciller venezolano, Nicolás Maduro, y sus colaboradores.

El depuesto gobernante 'está todavía en el departamento de Nueva Segovia, pero no sé donde', declaró, por su lado, Allan Fajardo, ministro asesor de Zelaya.

La fuente confirmó, sin embargo, que el derrocado mandatario está a la espera de su familia y sus seguidores para intentar retornar a Honduras para retomar el poder tras el golpe de Estado del 28 de junio pasado.

En el puesto de Las Manos, en el lado nicaragüense de la frontera, esperan mañana, domingo, a la primera dama, Xiomara Castro, y a la madre del depuesto gobernante, Hortensia Rosales, dijo Fajardo. También a Hortensia Zelaya, hija del depuesto gobernante, y otros seguidores que se encuentran en el departamento oriental hondureño de El Paraíso, limítrofe con Nicaragua, donde permanecen retenidos por militares y policías, agregó.

Zelaya denunció hoy en el puesto Las Manos, en el lado nicaragüense de la frontera, que los militares de su país mantienen retenida a su esposa Xiomara Castro y a su familia. El derrocado gobernante llegó hoy, por segunda vez, al sitio fronterizo de Las Manos, en territorio nicaragüense, donde dijo que pernoctará con sus seguidores y seguirá exigiendo su restitución en la Presidencia de Honduras.

El derrocado gobernante confirmó que instalarán campamentos en Las Manos, en el lado nicaragüense de la frontera, a la espera de su familia y sus compatriotas, antes de retornar a Honduras.

'Hoy vamos a poner aquí campamentos, con agua (y) comida. Y aquí vamos a estar hoy en la tarde, hoy en la noche, mañana en la mañana, esperando a los amigos y compatriotas que vienen (de Honduras) y yo esperando a mi familia', precisó Zelaya, a su llegada a ese sitio fronterizo. Sin embargo el derrocado gobernante regresó hoy al municipio de Ocotal, en donde pernoctó el viernes, mientras que algunos de sus seguidores se quedaron en campamentos en Las Manos.

Zelaya dijo que se mantendrán 'firmes' y que los golpistas no los vencerán, porque 'el pueblo hondureño no se humilla ante nadie, ni puede vencerse ni ante los fusiles, ni ante ningún dictador'.

Asimismo, indicó que organizarán un movimiento, integrado por organizaciones sociales y populares, campesinos, indígenas, entre otros, que llegarán hasta Las Manos, procedente de Honduras, para hacer la 'resistencia' y retornar a su país. 'Nunca vamos a aceptar un presidente que lo pongan los militares. No aceptamos un presidente que lo nombre un Parlamento', en alusión a Roberto Micheletti, nombrado mandatario por el Congreso, continuó.

El lado hondureño de la frontera se halla vigilado por miembros del Ejército y de la Policía de Honduras.

La llegada de Zelaya a la frontera provocó que el nuevo Gobierno de Honduras ampliara el toque de queda en la zona fronteriza desde las 18.00 hasta las 6.00 de mañana, hora local (de 00.00 a 12.00 GMT del domingo). Las autoridades hondureñas también reiteraron que si Zelaya entra en Honduras será detenido.

Zelaya fue depuesto por los militares el 28 de junio pasado y en su cargo el Parlamento hondureño designó a Roberto Micheletti, quien hasta entonces presidía ese poder del Estado.

El diputado izquierdista hondureño César Ham, que dijo estar caminando hacia el lugar fronterizo donde se encuentra el presidente depuesto Manuel Zelaya, denunció la muerte de dos personas que 'fueron detenidas ayer' por la policía de su país.

En un contacto telefónico con la cadena estatal venezolana VTV, el diputado indicó que él y un grupo de personas que le acompaña llevan unas 'siete horas' andando por las montañas hondureñas para eludir los retenes policiales y llegar hasta Zelaya.

En sus declaraciones a Venezolana de Televisión, Ham indicó que dos personas 'detenidas ayer' han muerto en la región de El Paraíso y que más de un centenar se encuentran arrestadas.

Ham señaló que el grupo del que forma parte quiere llegar hasta la frontera para expresar su solidaridad con 'el presidente constitucional' de Honduras en apoyo a su retorno al país.